Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Lagartijo de la especie Anolis krugi haciendo señales con una gaita con puntos. (Suministrada)

Es común asumir que los animales perciben su entorno de un modo similar al nuestro. Sin embargo, la realidad es muy diferente y, en ocasiones, completamente inesperada.

💬Ver comentarios