Se estima que posiblemente la única población en condiciones naturales del arbusto Chamaecrista glandulosa var. mirabilis (sin nombre común) es de apenas 500 a 600 individuos en la Reserva Natural Laguna Tortuguero, en Vega Baja.
Se estima que posiblemente la única población en condiciones naturales del arbusto Chamaecrista glandulosa var. mirabilis (sin nombre común) es de apenas 500 a 600 individuos en la Reserva Natural Laguna Tortuguero, en Vega Baja. (Suministrada)

Luego de un estudio piloto para la perfección de técnicas de cultivo y crecimiento de una rara planta endémica de Puerto Rico, investigadores tuvieron éxito con 48 plántulas en condiciones controladas y, durante los próximos meses, se disponen a trasplantarlas en una zona protegida, como parte de un esfuerzo de aumentar las poblaciones existentes.

Se estima que, posiblemente, la única población en condiciones naturales de Chamaecrista glandulosa var. mirabilis (sin nombre común) es de apenas 500 a 600 individuos en la Reserva Natural Laguna Tortuguero, en Vega Baja. Históricamente, esta planta se podía encontrar en ciertas zonas desde Dorado hasta Manatí, pero con la pérdida de hábitat las poblaciones han sufrido una reducción severa.

Jonathan A. López Colón, quien investiga esta variedad desde 2005, indicó que las amenazas son cada vez más, por lo que su conservación es de suma importancia.

“Esta variedad (de planta) se encuentra solamente en Puerto Rico, es un regalo que nosotros tenemos como pueblo. La planta brinda servicios ecosistémicos, como por ejemplo la polinización. Tiene que haber un equilibrio ecológico, y esta especie es parte importante de esto. Si un organismo desaparece, todas los demás se afectan”, alertó.

Actualmente, López Colón trabaja en la fase de crecimiento en condiciones controladas. En el pasado, junto a su colega Fernando J. Vilá, elaboraron un proyecto piloto, con el que lograron tener desarrollo en un laboratorio. Al ir al campo y realizar el trasplante de las plántulas, el nivel de supervivencia fue bajo debido a la metodología de cultivo, plantas invasoras y ciertos parámetros ambientales. Basado en los resultados obtenidos en ese primer estudio, consiguieron el nuevo grupo de plantas.

López Colón y otros investigadores trabajarán en un modelo de hábitat, que les permitirá seleccionar los mejores espacios en la reserva natural para cultivar los especímenes. Prevén realizar el trasplante en los próximos tres meses, considerando sus tamaños y la temporada de lluvias.

48 plántulas de Chamaecrista glandulosa var. mirabilis en condiciones controladas.
48 plántulas de Chamaecrista glandulosa var. mirabilis en condiciones controladas. (Suministrada)

PROPUESTA COLABORATIVA

Este proyecto es parte de una propuesta colaborativa con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (USFWS, en inglés). Como estudios futuros, desarrollarán un censo poblacional detallado de la variedad, crearán espacios para aumentar la presencia de polinizadores y caracterizarán la microbiota del suelo donde crecen las plantas. Esperan poder trabajar con las comunidades cercanas y los visitantes de la Laguna Tortuguero, brindándoles información de la planta y la preservación del ecosistema.

“Yo quiero que las comunidades y los visitantes de la reserva creen conciencia de la importancia de este lugar para Puerto Rico. Tortuguero es una de las reservas más importantes de la isla por el alto número de especies endémicas”, resaltó.

López Colón, quien es candidato doctoral en el programa de Biología de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras, ha sido líder en los esfuerzos de estudio y preservación de la variedad. Ha estado a cargo de una serie de proyectos que incluyen aspectos de la polinización, fenología y la caracterización del hábitat de la planta.

Entre otras cosas, realizó una descripción del polen de C. g. var. mirabilis utilizando microscopía electrónica. Además, identificó polinizadores de la variedad y sus interacciones, y aplicó distintos tratamientos para establecer el tipo de polinización de la planta. También, determinó que ostenta estaciones de reproducción y que depende de la temperatura mínima para su desarrollo, y realizó un análisis de los suelos confirmando niveles pobres de nutrientes y determinó su acidez.

DE LAS MÁS RARAS

Chamaecrista glandulosa es una especie que se distribuye desde México hasta Brasil. Posee nueve variedades, siendo C. g. var. mirabilis una de las más raras. Solamente crece en arenas de sílice, con escasos nutrientes, rápido drenaje y alta acidez.

En Puerto Rico, este tipo de suelo solía ser abundante en la zona norte del país. Pero, debido al desarrollo urbano, la utilización de las arenas para trabajos de construcción y la fabricación de vidrio, los depósitos se han reducido a unos pequeños parchos, con mayor concentración en los alrededores de la Laguna Tortuguero.

Desde el 5 de abril de 1990, la variedad fue listada en peligro de extinción por el USFWS. Además de la pérdida de hábitat, la variedad se expone a constantemente a incendios forestales, que en ocasiones son causados intencionalmente. Los vertederos clandestinos ocupan espacios de crecimiento y contaminan su calidad.

Cerdos, caballos e iguanas verdes pudieran depredar la variedad e, inclusive, ocasionar disturbios en los suelos de los que depende. Se ha confirmado que plantas parasíticas introducidas afectan a los individuos adultos, quitando nutrientes y ocupando espacios de crecimiento.

El autor es candidato doctoral en Biología y becario de la American Association for the Advancement of Science en El Nuevo Día.

💬Ver comentarios