Medusa de tres pies de largo sorprende y preocupa a bañistas en Argentina.
Medusa de tres pies de largo sorprende y preocupa a bañistas en Argentina. (La Nación Argentina / GDA)

Argentina- Una medusa gigante, de más de 19 pulgadas de diámetro y tres pies de largo, derivó en un sector de playas de zona sur de esta ciudad de Argentina y generó sorpresa y preocupación entre los bañistas, temerosos que otros ejemplares permanecieran en el mar.

El caso ameritó el aviso a especialistas que acudieron al lugar y confirmaron que el animal estaba sin vida y que, a primera vista, se trata de una especie poco frecuente en estas costas y que sus picaduras no implican riesgos mayores para humanos.

La novedad se dio en la zona de Los acantilados, a mitad de camino entre Mar del Plata y Miramar. La medusa llegó hasta la arena arrastrada por el mar. Allí quedó, cuando la marea bajó, y se convirtió en atracción y comentario de quienes disfrutaban de la jornada soleada del fin de semana.

Temperatura

La presencia de esta medusa coincide también con la de aguavivas, otra especie que puede alcanzar el tamaño de una mano y es mucho más frecuente, con una aparición en escena en períodos de aguas más cálidas, como se están dando desde hace poco más de una semana.

Ya en diciembre pasado se dio el promedio de temperatura de agua de estas playas más alto en diez años, con poco más de 67.1°F. Por estos días esa marca creció entre uno y tres puntos.

Durante este fin de semana se replicaron comentarios en redes sociales de quienes, al disfrutar baños de mar, vieron o sufrieron a las aguavivas, que en el contacto suelen provocar heridas mínimas, equivalentes a una picadura, pero dolorosas.

Especialistas del Aquarium Mar del Plata acudieron hasta el lugar, convocados por los propios bañistas. Allí tomaron fotografías. Comentaron a LA NACIÓN que esta especie tiene presencia en la costa argentina, pero algo más al sur, en la zona de San Antonio Oeste.

Hipótesis

Alejandro Puente Tapia, investigador del Conicet que se desempeña en el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep), con sede en Mar del Plata, confirmó a LA NACIÓN que esta medusa de gran tamaño es de la especie Chrysaora plocamia con presencia frecuente en el Océano Pacífico, desde Perú hasta Chile. También, en menor volumen, se la ve en este extremo del Atlántico, en cercanías de Península Valdés.

“Seguro llegó arrastrada con las corrientes con aguas más calientes”, explicó el biólogo marino y remarcó que es bien diferente a otras especies más frecuentes en la zona, siempre de menor tamaño. “Recolecté algunas este domingo en zona de Punta Mogotes”, dijo sobre estas medusas pequeñas, tamaño de mano de un adulto. Aportó una fotografía y explicó que se trata de la especie Chrysaora lactea, de tonalidad rosada.

Sobre aquella que sorprendió y estas, que son visitantes frecuentes de estas playas, aclaró que no son riesgo para los humanos. “Si bien lo que tienen en sus tentáculos son cápsulas con veneno, apenas producen irritación, ronchas o comezón”, dijo.

En la Universidad Nacional de Mar del Plata, donde se dicta la carrera de Biología Marina, hay una colección de medusas. Allí, se realizan análisis de talla, sexo y se investiga si tiene organismos asociados a su biología. Si bien hubo aviso a los especialistas, no se pudo confirmar que alguien haya rescatado esta medusa gigante para su uso científico.

Esta novedad en el mar se da pocos días después de otra tan o más impactante, como fue la acumulación de huevos de caracoles y algas con volúmenes muy importantes en la bahía Bristol, principal sector de playas de zona céntrica. Ese fenómeno se lo conoce como “arribazones” y en este caso no tiene tanto que ver con la temperatura del agua, sino con los movimientos en sus profundidades derivados de las corrientes marinas.

💬Ver comentarios