La doctora Claire Simeone monitorea al león marino
La doctora Claire Simeone monitorea al león marino (The New York Times)

Vallejo - El paciente adolescente se volvió huraño y tímido. No había comido en trece días. El tratamiento con esteroides, fenobarbital y Valium no logró frenar los síntomas de su epilepsia. Luego, el 18 de septiembre, se convulsionó terriblemente, sacudió con violencia sus aletas y quedó inconsciente en el agua.