Varios neumáticos en el bosque nacional El Yunque.
Varios neumáticos en el bosque nacional El Yunque. (Suministrada)

El Bosque Nacional El Yunque enfrenta un problema de basura y escombros que, durante los últimos meses, se ha incrementado en diversas zonas del lugar, denunció hoy, martes, el supervisor Keenan Adams.

Adams expresó su preocupación sobre las implicaciones de este asunto a la salud de la ciudadanía.

“El agua que bebemos proviene de El Yunque. Los contaminantes en la basura, neumáticos y enseres van a terminar en tu agua. Esto sobrepasa lo estético; es un asunto de salud pública y ambiental”, recalcó el supervisor forestal en declaraciones escritas a la prensa.

Asimismo, mencionó que la basura puede trasladarse por los ríos, y sus residuos dañan hábitats y amenazan la vida de especies.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos destaca en su página web que El Yunque es uno de los bosques nacionales de mayor diversidad biológica.

Por otro lado, Adams subrayó que esta situación le ha obligado a movilizar más recursos para los trabajos de limpieza y recogido de desperdicios sólidos.

“Recoger tu basura nos resta tiempo y recursos que necesitamos para administrar este bosque, que es de todos. Por eso, exhortamos a la ciudadanía que se lleve su basura, y nos evite el trabajo de recogerlo. El Yunque es la joya de la corona de Puerto Rico; no lo ensuciemos”, expresó.

Recientemente, brigadas del Servicio Forestal han tenido que levantar toneladas de desperdicios sólidos en zonas ubicadas en el municipio de Río Grande, como el salto de Jiménez, en la carretera 9966; Puente Roto, en la 988; quebrada Soñadora, en la carretera 186; y en el área recreativa Río Sabana en Naguabo.

El Yunque es el único bosque tropical lluvioso que pertenece al sistema de bosques nacionales y tiene casi 29,000 acres de extensión.

💬Ver comentarios