Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

(AP)
(AP)

Moscú - La organización ecologista Greenpeace expresó hoy su alarma por un nuevo vertido de desechos en el Ártico ruso, cuyo responsable, el gigante metalúrgico Nornickel, estuvo también involucrado en otro episodio de contaminación en la zona hace apenas un mes.