Según la Ley 111, las cuevas, cavernas y sumideros son un “recurso natural único” por su fauna, valor arqueológico e histórico, sus recursos de agua subterránea y por propiciar la recreación e investigación científica.
Según la Ley 111, las cuevas, cavernas y sumideros son un “recurso natural único” por su fauna, valor arqueológico e histórico, sus recursos de agua subterránea y por propiciar la recreación e investigación científica. (VICTOR M. FIGUEROA)

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) lleva 36 años en incumplimiento con la ley que ordena la elaboración de un reglamento para proteger y conservar las cuevas, cavernas y sumideros, unas formaciones que, según el propio estatuto, están bajo amenaza constante de ser dañadas y destruidas.

💬Ver comentarios