La presentación de la herramienta digital Mapa 33 fue parte del congreso Puerto Rico Conserva, coordinado por Para la Naturaleza y celebrado el pasado jueves y viernes, con motivo de la Semana del Planeta.
La presentación de la herramienta digital Mapa 33 fue parte del congreso Puerto Rico Conserva, coordinado por Para la Naturaleza y celebrado el pasado jueves y viernes, con motivo de la Semana del Planeta. (Suministrada)

En respuesta a la constante amenaza de destrucción de áreas de alto valor ecológico, la organización Para la Naturaleza lanzó la herramienta digital Mapa 33, que busca integrar a la ciudadanía en los procesos de conservación identificando y proponiendo terrenos que merezcan ser protegidos.

A partir de la información recopilada, se facilitarán herramientas y orientación sobre mecanismos de conservación existentes para que individuos, comunidades o grupos gestionen y lideren la protección de las áreas que valoran.

Igualmente, los datos darían paso a posibles enmiendas al Plan de Uso de Terrenos (PUT), como parte de su revisión decenal pautada para 2025.

“Con todo esto en el ambiente, nos movimos a pensar cómo podíamos involucrar a la ciudadanía en los procesos, más allá de vistas públicas, que son bastante limitadas. Con esta iniciativa, lanzamos un mapa que recoge las necesidades y el apego que las personas puedan tener en la protección de un lugar de interés o valioso y lograr que se apoye públicamente”, dijo a El Nuevo Día el presidente de Para la Naturaleza, Fernando Lloveras.

“No es solo que las personas propongan, sino que distribuyan su propuesta en redes (sociales) o cualquier otro medio para lograr que la ciudadanía apoye la conservación de ese espacio”, agregó, tras explicar que el nombre de la herramienta surge de la meta de Para la Naturaleza de lograr la protección del 33% de los terrenos en Puerto Rico para 2033.

Actualmente, el 16% de los terrenos en la isla, incluyendo Vieques y Culebra, están protegidos. La cifra integra bosques estatales, federales, reservas naturales y otras áreas protegidas en terrenos públicos y privados, así como la zona del karso y las servidumbres de conservación.

¿Cómo funciona?

Ana Teresa Colón, creadora de contenido investigativo de Para la Naturaleza, indicó que la herramienta está disponible en mapa-33.com. Una vez se accede, aparecen dos opciones: proponer un terreno para conservación y conocer o apoyar las propuestas existentes.

“Hay que registrarse para tomar cualquier acción en la herramienta”, dijo, tras explicar que, quienes opten por proponer terrenos, podrán seleccionar hasta un máximo de tres parcelas. “Cada propuesta requiere una especificidad y, por eso, se limita a tres parcelas, porque se exige dar detalles”, abundó.

Colón se refirió a que los individuos, comunidades o grupos que aboguen por la protección de un área deberán completar un cuestionario de 17 preguntas, que se resumen en explicar las características del sitio, explicar por qué es importante y el compromiso de promover su conservación.

Algunos detalles que los proponentes deberán precisar es si conocen o no al dueño del terreno que interesan proteger, cuáles son los usos principales actuales en la propiedad, qué tipo de infraestructura hay, si existen usos o proyectos bajo consideración, problemas de contaminación y controversias legales.

“Las personas tienen total libertad para justificar sus propuestas, y su visión de protección de terrenos puede ir desde ecoturismo y recreación hasta agroecología. Con esta información, Para la Naturaleza puede ayudar a desarrollar las propuestas o redirigirlas a otra entidad, apoyo legal, etcétera”, destacó.

Como dos “componentes importantes” de Mapa 33, Colón mencionó el bautizado como “Memoria”, un espacio para que las personas compartan fotos y vídeos de su relación con los espacios; y el foro de discusión, donde se podrá compartir información sobre las propuestas y apoyarlas, ya sea en la misma herramienta o compartiéndolas vía redes sociales, mensajería o correo electrónico.

Para seguir dando a conocer la herramienta y educar a la ciudadanía sobre su uso, Para la Naturaleza celebrará el próximo sábado, 30 de abril, cuatro encuentros regionales –gratuitos– en sus centros de visitantes más importantes: Cabezas de San Juan, en Fajardo; Hacienda Buena Vista, en Ponce; Hacienda La Esperanza, en Manatí; y el Antiguo Acueducto del río Piedras, en el Jardín Botánico Sur de la Universidad de Puerto Rico.

Elizabeth Padilla, gerente de Ciencia, Educación y Voluntarios de la organización, explicó que los encuentros transcurrirán concurrentemente, en horario de 9:00 a.m. a 4:00 p.m.

💬Ver comentarios