Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Los jóvenes participantes del Boys & Girls Club de Isabela ya han asistido a dos actividades de conservación en la Hacienda La Esperanza, en Manatí, que es manejada por Para la Naturaleza. (Suministrada)
Los jóvenes participantes del Boys & Girls Club de Isabela ya han asistido a dos actividades de conservación en la Hacienda La Esperanza, en Manatí, que es manejada por Para la Naturaleza. (Suministrada)

A Isaí Echevestre Román le bastaron dos actividades de inmersión en la naturaleza para convencerse de que, en un futuro no muy lejano, podría tener sus propios cultivos y hasta desarrollar una empresa agrícola.