Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Desde 2011 la NASA se vio obligada a utilizar el sistema de lanzamiento ruso del Soyuz para enviar a sus astronautas a la EEI, pero ahora recupera su autonomía al dejarlo en manos de compañías privadas. (AP / Charlie Riedel)
Desde 2011 la NASA se vio obligada a utilizar el sistema de lanzamiento ruso del Soyuz para enviar a sus astronautas a la EEI, pero ahora recupera su autonomía al dejarlo en manos de compañías privadas. (AP / Charlie Riedel)

Miami - El despegue este sábado del cohete Falcon 9 de la compañía privada SpaceX supuso el principio de la comercialización de la órbita terrestre en lo que se espera que sea "la nueva era espacial" y el regreso de las misiones a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde suelo estadounidense después de nueve años de ausencia.