El campo volcánico de la meseta Bolaven probablemente entierra el cráter de impacto que produjo las tectitas del campo sembrado de Australasia. (PNAS.org)

El meteorito más grande en el último millón de años cayó en Asia. Así lo determinó un grupo conformado por investigadores internacionales, quienes en base a una serie de mediciones, constataron este hecho.

Según la investigación, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences, el cráter que se formó por el impacto no había sido localizado debido a que estaba sumergido bajo lava congelada.

El lugar exacto en donde encontraron el cráter fue en Laos. Liderados por Kerry Sieh, de la Universidad Tecnológica de Nanyang, el grupo de geólogos de Singapur, Estados Unidos, Tailandia y Laos, concluyó que el cráter asociado con el campo de Australasia estaba enterrado bajo capas de lava congelada en la meseta de Boloven en el sur de Laos.

Dentro de su argumento explican que cuentan con cuatro evidencias: la geoquímica de las tectitas, la datación de los basaltos locales, la presencia de anomalías gravitacionales y las características de las brechas de piedra caliza y lutita encontradas cerca del sitio de impacto del meteorito.

Para los investigadores, la composición de las tectitas, (objetos de vidrio natural formados por el impacto de grandes meteoritos) se explica con la mezcla de los basaltos de la meseta de Boloven, los cuales ya eran parte de esta región en el momento en el que el meteorito impactó en el territorio.

Además, exponen que los datos de satélites indican la presencia de una anomalía gravitacional negativa en la zona. En el estudio se especifica que el cráter sería de 13 por 17 km.

El portal N+1, ciencia que suma, recuerda que a principios de enero de 2019, un equipo de investigadores descubrió un gigantesco cráter bajo el hielo grueso de Groenlandia.


💬Ver 0 comentarios