El geco de Monito ingresó a la lista federal de especies en peligro de extinción en 1982. (Suministrada)

El geco o salamanquita de Monito se convirtió hoy, miércoles, en la primera especie endémica de Puerto Rico que sale de la lista federal de animales y plantas en peligro de extinción por vía de la recuperación.

En conferencia de prensa, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (USFWS, en inglés) y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) informaron que la población del pequeño reptil es abundante y, por lo tanto, no requiere la protección de la Ley federal de Especies en Peligro de Extinción.

Sin embargo, el geco de Monito (Sphaerodactylus micropithecus) seguirá cobijado por la Ley de Vida Silvestre de Puerto Rico y el Reglamento para Regir las Especies Vulnerables y en Peligro de Extinción del Estado Libre Asociado (ELA).

“Hoy es un día histórico, ya que estamos celebrando la recuperación del geco de Monito. Es un logro de una relación entre el gobierno estatal y varias organizaciones conservacionistas”, afirmó el subdirector del USFWS, Bryan Arroyo.

El geco de Monito ingresó a la lista federal de especies en peligro de extinción en 1982. En aquel entonces, su población se estimó en apenas 20 individuos y su principal amenaza eran las ratas, que fueron introducidas a Monito por el ser humano. En 1992, el DRNA comenzó un proyecto de erradicación de ratas, que culminó siete años después.

“Las ratas fueron exitosamente erradicadas, por lo que la amenaza principal del geco ya no existe. Recientemente, un equipo de biólogos hizo una búsqueda sistemática en la isla y no detectó ratas. Consiguieron información del geco para desarrollar una metodología confiable y estimar que su población actual es de 7,600 individuos. Además, la especie está distribuida por toda la isla… está ocupando todos los nichos y sus hábitats”, dijo Arroyo.

La Ley federal de Especies en Peligro de Extinción se firmó en 1973. Desde entonces, 55 especies –de todas las jurisdicciones estadounidenses– han salido de la lista por vía de la recuperación. Actualmente, 1,600 especies de flora y fauna están protegidas por el estatuto, de las cuales 79 son de Puerto Rico y el Caribe.

Plan de monitoreo

Por su parte, la secretaria del DRNA, Tania Vázquez, indicó que, con la salida del geco de Monito de la lista federal de especies en peligro de extinción, inicia un plan de monitoreo a cinco años.

El plan resume el estado actual de la especie, define los umbrales poblacionales y conclusiones que permitirán la implantación de acciones de recuperación, describe los procedimientos para presentar resultados y fija las responsabilidades de las agencias, entre otras gestiones de conservación. Su ejecución se hará a través de colaboraciones entre el USFWS, el DRNA y otros grupos, como Island Conservation.

“El plan, básicamente, da continuidad al trabajo que se ha hecho por los pasados años. Nos mantendremos observando la especie y asegurándonos de que se mantenga”, dijo Vázquez a preguntas de El Nuevo Día.

Añadió que el DRNA mantendrá su restricción a las visitas a Monito. Para ir a la isla, que forma parte de la Reserva Natural Islas de Mona y Monito, se necesita un permiso de la agencia. “Mucho de lo que recibimos es turismo científico y anticipamos que así siga siendo”, indicó.

Arroyo y el director de las regiones del Atlántico Sur-Golfo y Cuenca del Río Misisipi del USFWS, Leo Miranda, señalaron que el gobierno federal “deslistó” al geco de Monito con la certeza de que existen “controles efectivos” a nivel estatal para darle continuidad a la recuperación de la especie.

“Las leyes y reglamentos de Recursos Naturales están al punto. No hay duda de que esto va a continuar”, expresó Arroyo. “La preocupación puede ser que las ratas vuelvan, pero las restricciones que tiene Recursos Naturales con efectivas para evitar eso. Podemos constatar que las leyes y reglamentos estatales son adecuados para mantener la bioseguridad que requiere el geco”, abundó Miranda.

De paso, Miranda precisó que la recuperación del geco de Monito, por los pasados 37 años, “solo costó” $85,000. Tildó la cifra como “bastante baja”, y la atribuyó al trabajo colaborativo.

Acuerdo colaborativo

La conferencia de prensa se celebró en la sede de Para la Naturaleza, organización con la que el USFWS y el DRNA suscribieron un acuerdo colaborativo para la recuperación de la cotorra puertorriqueña (Amazona vittata), que también está en peligro de extinción.

Específicamente, Para la Naturaleza ayudará en la reconstrucción de los aviarios en el Bosque Estatal de Maricao y el Bosque Estatal de Río Abajo en Utuado.

“Este es un proyecto para hacer los aviarios resilientes a los próximos eventos climáticos”, dijo el presidente de la entidad, Fernando Lloveras, al recordar que las instalaciones resultaron severamente afectadas por el huracán María.

Para la Naturaleza también desarrolló un módulo educativo sobre la cotorra puertorriqueña, y ayuda en la recuperación de otras especies, como el sapo concho (Peltophryne lemur).


💬Ver 0 comentarios