Fotografía cedida por la revista 'Science Advances' de una representación artística del sistema planetario Próxima Centauri, con el exoplaneta recién descubierto, ''Próxima c (d)''; y el planeta hallado en 2016, ''Próxima b (i)''. (EFE)

Un equipo de astrónomos ha encontrado dos planetas similares a la Tierra ubicados en zonas habitables, así como un extraño “Neptuno frío”, según un estudio publicado en la revista The Astrophysical Journal Supplement Series.

Las ‘supertierras’ orbitan alrededor de las estrellas enanas rojas GJ229A y GJ180, que se ubican a unos 19 años luz y 39 años luz de la Tierra, respectivamente, una corta distancia en términos astronómicos.

Las enanas rojas son mucho más pequeñas y tenues que nuestro Sol. Sus “zonas habitables”, donde el agua líquida podría ser estable en la superficie, se encuentran mucho más cerca a su estrella en comparación con el Sistema Solar.

Los nuevos planetas, conocidos como GJ180 d y GJ229A c, orbitan lo suficientemente lejos como para evitar el bloqueo de las mareas, un fenómeno que hace que solo se pueda ver una cara del planeta, como sucede con la Luna.

“GJ180 d es la ‘supertierra’ templada más cercana a nosotros que no está bloqueada por mareas, lo que aumenta su probabilidad de ser capaz de albergar y mantener la vida”, afirmó el líder del equipo Fabo Feng, de Carnegie Institution for Science en Washington DC.

GJ180 d es un planeta al menos 7.5 veces más grande que la Tierra, mientras que GJ229A c alberga al menos 7.9 masas terrestres. El primero completa una órbita cada 106 días terrestres, y GJ229A c lo hace cada 122 días terrestres.

GJ229A c se encuentra en un sistema binario que consiste en una enana roja y una enana marrón, objetos conocidos como “estrellas fallidas”, son más grandes que los planetas gigantes gaseosos pero no tanto como para albergar reacciones de fusión en su núcleo.

En tanto, el recién descubierto “Neptuno frío”, GJ 433 d, no es un buen candidato para la vida, según los investigadores. Es al menos 4.9 veces más masivo que la Tierra y orbita una tenue enana roja a solo 29.5 años luz de la Tierra.

“GJ 433 d es el planeta similar a Neptuno más cercano, ancho y frío jamás detectado”, detalló Feng.

Los astrónomos esperan seguir estudiando estos exoplanetas gracias a la relativa cercanía y también se podrá usar el nuevo Telescopio Espacial James Webb de la NASA, que será el más poderoso jamás construido.

“En última instancia, estamos trabajando hacia el objetivo de poder determinar si los planetas que orbitan alrededor de estrellas cercanas albergan vida”, afirma Feng.

La instrumentación de nueva generación con que la están dotados los sistemas de observación -tanto desde la Tierra como desde el espacio- permitirá en los próximos años estudiar en profundidad a estos "vecinos" (la estrella como sus planetas) ya que éste es el único sistema al que la humanidad podrá enviar sondas para el estudio directo.

Próxima Centauri es una estrella "enana" (ocho veces más pequeña que el Sol) pero las investigaciones están revelando que tiene un sistema planetario complejo y especialmente interesante por su proximidad a la Tierra, ha señalado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

El científico del IAA Pedro J. Amado ha destacado el enorme interés que despierta una estrella y sus planetas tan cercanos al Sistema Solar y la importancia de que la misión espacial Gaia, actualmente en curso, pueda corroborar que se trata efectivamente de un segundo planeta y que las señales no se deben a un ciclo de actividad estelar superficial de la propia estrella.

Pedro J. Amado ha detallado que, además de los dos ya descubiertos, no parece factible que existan planetas grandes orbitando alrededor de Próxima Centauri, aunque sí podrían existir pequeños planetas -equivalentes en tamaño a la Tierra- que no habrían sido todavía detectados por la falta de sensibilidad de los instrumentos que se utilizan en la actualidad para la observación.

"¿Realmente estamos solos en el universo?; ¿podría ser que tuviéramos algún vecino a la vuelta de la esquina y aún no hayamos dado con él?", se ha preguntado el astrofísico para apuntalar la importancia de estas investigaciones y de estos descubrimientos, "porque nos abren los ojos ante nuestro entorno más cercano, ante nuestros posibles vecinos más cercanos, dentro de lo que supone la inmensidad del propio Universo".


💬Ver 0 comentarios