(horizontal-x3)
Los hechos ocurrieron en una playa de Filipinas. (Facebook / D’ Bone Collector Museum Inc.)

El biólogo Darrel Blatchley sorprendió al mundo al publicar una serie de fotografías de una ballena muerta que encontró en una playa de Filipinas, a la que le realizaron una autopsia arrojando resultados muy tristes. 

La causa de la muerte de esta especie fue debido a que en su interior se encontraron alrededor de 88 libras de puro desperdicio, principalmente plástico, lo que causó un daño gástrico en el cetáceo hasta matarlo. 

Las terribles imágenes de este suceso fueron difundidas a través de la cuenta de Facebook D' Bone Collector Museum Inc., donde se pueden observar los restos que se encontraban en el estómago de la ballena, entre ellos, 16 costales de arroz, una lona de plástico utilizada en las plantaciones de plátano y bolsas de compra.

“Esta ballena tenía más plástico del que hemos visto. Es un asco. La acción debe ser tomada por el gobierno contra los que siguen tratando las vías navegables y el océano como contenedores de basura”, se puede leer en la publicación hecha en redes sociales. 

Blatchley señala que en los diez años que lleva examinando ballenas y delfines muertos, la mayoría murieron por culpa de la basura plástica ingerida. “Sabía que había muerto por haber comido plástico. Aunque no estaba preparado para tal cantidad”. 

La ballena, de la especie zifio o ballenato de Cuvier, fue encontrada el 15 de marzo a la orilla del municipio de Mabini, en la provincia de Valle Compostela, y se le sometió a una autopsia el domingo.

"La situación era tan grave que incluso había comenzado a calcificarse. El plástico llevaba ahí mucho tiempo. El estómago trataba de absorberlo sin resultados”, señaló Blatchley a The Washington Post. 


💬Ver 0 comentarios