Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La agrónoma boricua Jasmine López Arvelo trabaja como investigadora evaluando híbridos de tomate en varios estados con el fin de encontrar una variedad casi ideal para cada tipo, que sea resistente a las enfermedades más prevalentes. (Suministrada)

De adolescente, Jasmine López Arvelo pasaba largas horas en un vivero de plántulas de café, en San Sebastián, ayudando a su padrastro a llenar bolsitas de tierra. Un agrónomo los visitaba mensualmente y con solo mirar las hojas, podía determinar si había plagas o enfermedades y recomendar aplicaciones químicas o fertilizantes para resolver.


💬Ver 0 comentarios