Los astronautas se ven afectados con el llamado “Síndrome neuro-ocular”. (semisquare-x3)
Los astronautas se ven afectados con el llamado “Síndrome neuro-ocular”. (Instagram / @nasa)

Las misiones espaciales siempre están centradas en los avances sobre la exploración del espacio y el futuro de la humanidad, pero pocos se preguntan qué sucede con los astronautas que pasan mucho tiempo en órbita, y cuáles son las afectaciones que puede tener su cerebro.

Un equipo de la Universidad de Florida se dio a la tarea de analizar los cerebros de 15 astronautas, y descubrió cosas realmente interesantes.

Los estudios de neuroimagen revelaron que se han reportado disminuciones en los volúmenes de materia gris frontal y temporal, además de aumento en la corteza somatosensorial. 

Pero no solo eso, este análisis también arrojó que algunos de los sujetos estudiados presentaron desplazamiento hacia arriba del cerebro, es decir, como si flotara dentro del cráneo, y expansión del volumen ventricular, todos estos efectos relacionados con el vuelo espacial. 

Eso se explica por el efecto de la microgravedad, lo que hace que el cerebro suba desplazando el líquido que lo rodea, haciendo que este se acumule por debajo. 

Esto puede explicar un conjunto de trastornos visuales que sufren los astronautas, llamado "Síndrome neuro-ocular", asociado al vuelo espacial, que se deriva de la presión que ese líquido cerebral acumulado ejerce sobre el nervio óptico.

El grupo de astronautas que se prestaron a este estudio tenían entre 40 y 60 años.

Siete de ellos, incluyendo una mujer, completaron una misión corta (de al menos 30 días), en el transbordador espacial, y los otros ocho (incluyendo 2 mujeres) completaron una misión en la Estación Espacial Internacional de larga duración (más de 200 días).


💬Ver 0 comentarios