Bernardo Medina quiso que su obra viviera más allá de su emplazamiento a la entrada de FAC, un centro de entretenimiento donde se combina la típica fiesta de bar con varias opciones culturales. (Suministrada) (semisquare-x3)
Bernardo Medina quiso que su obra viviera más allá de su emplazamiento a la entrada de FAC, un centro de entretenimiento donde se combina la típica fiesta de bar con varias opciones culturales. (Suministrada)

La Habana, Cuba - Un grupo de amigas llega a la Fábrica de Arte Cubano (FAC), el sitio más popular de las noches habaneras, y una de las chicas pasa directo a ver la obra colocada en la entrada del centro de entretenimiento a propósito de la Bienal de La Habana, evento de artes visuales que por estos días se celebra en la “Mayor de las Antillas”. 

Cambia todos los letreros de la pieza con forma de corazón que está en la pared, y donde antes estaba la palabra “Ocupado” en rojo, ahora se repite “Libre”, en verde, 98 veces. Posa para una foto de sus amigas y, desde lejos, el boricua Bernardo Medina (BeMe), autor de la obra, disfruta que su intención al idearla se satisface plenamente.

“Por favor mueve, toca, cambia… puse esas indicaciones junto a la obra y desde que estoy aquí he visto cuántas personas se han acercado para interactuar. Cuando entras a Fábrica es muy difícil que no se vea la pieza de casi dos metros y enseguida las personas conectan con ella”, dijo el artista boricua a El Nuevo Día.

“Tú corazón Libre/Ocupado”, es una instalación participativa que contiene rótulos con los que el público podrá “jugar” y cambiarlos a placer para expresar el estado sentimental en que se encuentra, lo que esperan de la noche o su actitud ante la vida. 

“Un taxi y su letrero de plástico que indica si en el vehículo se aceptan pasajeros o no, y un viaje mío por la ciudad  de Madrid; esa escena común me inspiró a crear esta pieza interactiva, con el propósito de incentivar que las personas expresen libremente el estatus de su corazón”, explicó BeMe.

El reconocido publicista boricua quiso que su obra viviera más allá de su emplazamiento a la entrada de FAC, un centro de entretenimiento donde se combina la típica fiesta de bar con varias opciones culturales, como conciertos, desfiles de modas, exposiciones. 

Todos los bartenders del lugar llevan por estos días como uniforme un arte con chapillas y una camiseta que sugieren, otra vez, la pregunta: ¿Tú corazón está libre u ocupado? La frase se ha convertido en una especie de lema entre los asiduos al sitio. 

La provocación de BeMe continuará dando la bienvenida en FAC unos dos meses después de la XIII Bienal de La Habana, como parte de “La pauta que conecta”, el gran proyecto expositivo con el que el centro se integra a una de las citas más relevantes de las artes visuales en el continente. 

A Medina se le ve muy a gusto porque también inauguró, en el Malecón habanero, una colorida escultura de fibra de vidrio, “Plátanos”, que desde esta semana está emplazada en el céntrico Parque de Los Enamorados.

“Estoy maravillado por la espontaneidad del público, la acogida de los anfitriones de FAC, del proyecto ‘Detrás del Muro’ y de la Bienal en general, sin dudas deseo regresar a Cuba y a este evento hermoso”, dijo el puertorriqueño. 

Al final de cada madrugada en Fábrica de Arte, un empleado ajusta los carteles del enorme y estilizado corazón: a la derecha quedan todos los rotulados de “Libre”, y a la izquierda todos los “Ocupado”, para volver a reconfigurase de manera siempre distinta, cuando lleguen los espectadores de la siguiente noche.   

“En mi vida también todo está justo a la mitad, al centro, pero cubierto”, terminó Bernardo Medina entre risas.


💬Ver 0 comentarios