Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. (EFE)

La Habana - El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, denunció hoy, martes, que el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, convocó a su embajada en La Habana a “intervenir en los asuntos internos de un país soberano, que no lo permitirá”.

En su cuenta Twitter, el canciller cubano consideró “ilícitas" las acciones de la representación diplomática estadounidense en Cuba, estimuladas por Pompeo.

"Dichas actividades pretenden atentar contra el orden constitucional cubano, violan la Convención de Viena, el acuerdo de restablecimiento de relaciones y las leyes cubanas y estadounidenses", añadió Rodríguez Parrilla en la red social y sostuvo que Pompeo "aplaude golpes de Estado e ignora asesinatos, actos de barbarie, represión y violaciones de los Derechos Humanos por sus aliados”.

Recientemente, las autoridades cubanas acusaron a Washington de promover una campaña de calumnias y descrédito por la detención del dirigente disidente José Daniel Ferrer, quien está a la espera de juicio por diversos cargos, los cuales el opositor asegura han sido fabricados para silenciarlo.

El diario cubano Granma divulgó hoy una nota en la cual señala a la Embajada de Estados Unidos aquí como “el vehículo fundamental de atención, orientación y financiamiento de la conducta de Ferrer, en clara intromisión en los asuntos internos de Cuba”.

"Mara Tekach, encargada de negocios de esa misión diplomática, dirige personalmente la abierta instigación a la violencia, a la perturbación del orden y al desacato de las fuerzas del orden por parte de este ciudadano", precisó la información.

Denuncia, asimismo, que la embajada norteamericana en Cuba y particularmente, Tekach, se concentraron en los últimos meses en el fallido propósito de reclutar mercenarios, promover la división y la confusión entre la población de la isla.


💬Ver 0 comentarios