Según el epidemiólogo Francisco Durán García, es normal que coexistan varias infecciones respiratorias agudas (IRA) en Cuba. Sin embargo, no existe relación entre las influenzas y el COVID-19. (EFE)

La Habana, Cuba - Las autoridades sanitarias cubanas ajustaron hoy el tope de la curva de contagios por el COVID-19 para finales de mayo, en lugar de mediados de mes, con un estimado de 1,600 casos de la enfermedad ingresados en un solo día.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) anunció hoy en esta capital que Cuba pudiera llegar al pico de la epidemia la última semana de mayo, según cálculos de un grupo de expertos, que incluye a estadísticos, bioestadísticos, matemáticos, epidemiólogos y otros profesionales.

En conferencia de prensa trasmitida por la Televisión Cubana, el doctor Francisco Durán García, director nacional de epidemiología del Minsap, explicó que para ello se emplea un modelo con tres escenarios posibles: crítico, con más de 4,000 positivos; medio, con más de 2,000 positivos y favorable, con más de 1,000, el cual está corriendo en la actualidad.

Precisó el experto que hasta el 24 de abril se ajustan al escenario “favorable”, no obstante, alertó que “ello no significa que se relajen las medidas de contención, ni la disciplina social”.

El epidemiólogo cubano señaló que este comportamiento está asociado al tiempo de supervivencia y en el caso de Cuba se hizo sobre la base de la actuación de la epidemia en 161 países, de ellos 25 que habían llegado al pico.

Según este modelo, enfatizó Durán García, Cuba podría llegar al pico de la epidemia en 77 días desde el inicio del brote, es decir, a finales de mayo, con un estimado de 1,600 casos ingresados en un solo día.

Significó el especialista que estos modelos se pueden modificar a partir del cumplimiento de las acciones orientadas por el país, que incluyen desde la desinfección de las manos, el distanciamiento social y acudir al médico en cuanto presente síntomas.

Dijo que hasta la fecha hay 39 comunidades y focos de contagio múltiple en el país, y algunos tienen resultados como en la provincia de Pinar del Río, que ya no posee casos en la comunidad Camilo Cienfuegos, del municipio de Consolación del Sur, igual que en el Carmelo en La Habana.

Durán García trasmitió las condolencias a familiares, compañeros y amigos de los tres fallecidos este sábado, con lo cual suman 54 en todo el país.

Duran García también dio a conocer que Cuba reportó 32 nuevos casos de COVID-19, de ellos 12 son asintomáticos, para elevar el total a 1,369.

De esos 1,369 positivos a COVID-19, desde el 11 de marzo cuando se detectaron los primeros casos en Cuba, ya totalizan 501 altas médicas, incluido los 64 pacientes de ayer, precisó el funcionario del Minsap.

Con las 1,837 pruebas efectuadas este sábado, ya suman 39,828 los estudios realizados en los laboratorios habilitados en varias provincias.

Ante preguntas de la prensa nacional y extranjera, el epidemiólogo explicó que en Cuba es normal que coexistan varias infecciones respiratorias agudas (IRA), como la Influenza, sin embargo, no existe relación entre las influenzas y el COVID-19, ya que son virus diferentes.

Aclaró que si la persona tiene una influenza, tendría que exponerse al virus del SARS-CoV 2 para contagiarse, por lo cual insistió en la importancia de mantener el distanciamiento social, las medidas higiénicas, y el uso de las mascarillas, pues la prevención es el principal antídoto para evitar la COVID-19.

Asimismo, reiteró que el enfrentamiento a la pandemia, que ya abarca a 182 naciones, es un asunto multisectorial y Cuba desde enero pasado elaboró un plan de prevención y control del nuevo coronavirus, el cual involucra a todos los organismos del gobierno.


💬Ver 0 comentarios