Harvey Keitel, estrella de la actuación, y el productor de origen venezolano, Andrés Levi. (Suministrada) (semisquare-x3)
Harvey Keitel, estrella de la actuación, y el productor de origen venezolano, Andrés Levi. (Suministrada)

La Habana, Cuba - Aunque ha intentado pasar discretamente, es imposible que no se note en La Habana la presencia de Harvey Keitel, estrella de la actuación, que ha sido intérprete fetiche de grandes directores como Quentin Tarantino y Martin Scorsese.

Llegó en visita privada para disfrutar del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y en las redes sociales trasciende su paso por la “Mayor de las Antillas”. Junto al boricua Benicio del Toro, el actor cubano Jorge Perugorría y el productor de origen venezolano Andrés Levin, ha visitado el restaurante privado La Guarida y un concierto del salsero Alexander Abreu y Habana de Primera.

En el Hotel Nacional tuvo un breve encuentro con la prensa, donde pasó revista a su exitosa y prolongada carrera, que lo ha convertido en una leyenda lo mismo en la escena de Hollywood que en el circuito del cine independiente.

A propósito de los más de 25 años de rodarse “The Piano” (1993), el único filme con la que Cannes ha dado la Palma de Oro a una mujer, Keitel conversó sobre interioridades del casting y cómo estuvo a punto de no hacer su recordado personaje de George Baines, pues se marchó molesto de la primera entrevista con la directora Jane Campion. Pero en definitiva, a la semana, la realizadora lo llamó para decirle que estaba incluido.

Varios artistas y acompañantes en el restaurante privado La Guarida. (Suministrada)

Jane Campion es una escritora y directora brillante, y una excelente persona; la película habla por sí misma mejor de lo que yo podría hacerlo”, dijo.

También recordó su trabajo con Quentin Tarantino en su primera película considerada de culto, “Reservoir dogs” (1992). Keitel dio un apoyo fundamental en los inicios de la carrera del hoy exitoso director.  

En el primer encuentro Tarantino llegó a mi casa, tocó la puerta y pronunció mi apellido mal. Cuando le pregunté si sabía de mafiosos o había nacido en un barrio de gánsteres, me dijo que sólo había visto muchas películas. Ése fue el inicio de una gran relación”, recordó.

Sobre sus métodos de actuación, el actor estadounidense, que ha sido uno de los adorados por Scorsese, dijo que “no me preocupa repetirme, sino que la historia no se repita”.

Habló sobre su amor por la “Mayor de las Antillas” y dijo que “tengo mis brazos extendidos hacia esta isla, su gente, su cine, para conocer sus historias e intercambiar con los cubanos”.

Harvey Keitel es un firme defensor del cine independiente y ha intervenido en películas tan icónicas como “Pulp Fiction” (Quentin Tarantino), “Thelma & Louise” (Ridley Scott), “Smoke” (Wayne Wang y Paul Auster) o la polémica “Bad Lieutenant” (Abel Ferrara). Por su trabajo ha recibido el Independent Spirit Awards (1992), el premio a mejor actor en el Festival Internacional de Cine de Venecia (1993) y el David de Donatello (1995).


💬Ver 0 comentarios