En su nueva producción, la cantante homenajea a su padre Pablo Milanés junto a otros reconocidos artistas.

 La Habana - Durante su carrera, Haydée Milanés ha lucido un apellido que pesa mucho en la música latinoamericana y del mundo, y esa realidad la llevó a que, con apenas diez años, cantara en México junto a su padre, el legendario trovador Pablo Milanés, donde recibió los primeros aplausos de ese público.

A finales de mayo, Haydée Milanés regresó al país azteca con 38 años, esta vez para llenar el aforo del Lunario, con la presentación de su más reciente fonograma “Amor Edición Deluxe”, junto al sello mexicano independiente Casete Agricultura Digital, en el cual la figura de su padre nuevamente es central.

Es un acercamiento profundo a la obra de mi padre y reúne la espiritualidad de artistas excepcionales, creo que está muy bien logrado y es un paso importante en mi carrera”, dijo a El Nuevo Día a su regreso a La Habana en un encuentro con un reducido grupo de periodistas.

Se trata de un disco doble que incluye su anterior álbum a dúo con Pablo Milanés, “Amor” (2017), y la edición Deluxe con 16 nuevas canciones interpretadas junto a grandes artistas como Joaquín Sabina, Fito Páez, Francisco “Pancho” Céspedes, Carlos Varela, Lila Downs, Julieta Venegas, el dúo Ibeyi, Silvia Pérez Cruz, Chico Buarque y la “Diva del Buena Vista Social Club” Omara Portuondo, entre otros.

Este puede ser el mejor año hasta el momento en la carrera de Haydée Milanés, miembro votante de la Academia de los Latin Grammy 2018 y señalada a inicios de 2019 por la revista norteamericana The New Yorker como una de las mejores voces femeninas del jazz cubano.

La gran acogida de su disco en México, una escena cultural de la que “está enamorada” y siente “gran empatía con su público”, es el preludio de un recorrido con “Amor Deluxe” que espera la lleve a varios países entre ellos a España y República Dominicana, según adelantó a este diario la cantante.   

Luego de cinco años en producción, el fonograma está disponible en plataformas digitales como Spotify y Amazon Music, y será licenciado en Cuba por Bis Music. Es un disco conmovedor y aunque trae canciones conocidas de Pablo, permite descubrir algunas de las mejores versiones de estos temas, bordadas con muchos colores y matices alrededor de la voz de Haydée Milanés, dueña de un estilo alejado de estridencias.

 “Al inicio de mi carrera traté de alejarme de la influencia de mi padre, pero luego ese sentido cambió. Disfruto estar con él, poder cantar sus canciones, me siento muy apegada a su obra, lo veo como como una bendición más que como una sombra”, afirmó Haydée, quien reconoció “la parte linda de ser hija de un hombre como él, valiente, un gran artista, un gran padre, de quien “he aprendido mucho”.

Ambos músicos son conocidos por su activismo y opiniones políticas francas, que en fechas recientes ha tenido hitos en la figura de Haydée con su ayuda independiente a los damnificados por el tornado que cruzó La Habana en enero, y su presencia en la marcha LGBTQI de mayo disuelta por la policía.

Una obra musical de lujo

Sobre su reciente disco, la joven intérprete expresó que se desmarca del estilo más conocido de Pablo Milanés, apegado a la guitarra, y “se abre  a otros formatos, incluso a las sonoridades de los demás intérpretes, cada cual aportó su estilo, su gusto musical, y eso fue lo más interesante”.

Los detalles notables abundan en “Amor Edición Deluxe”, pero lo mejor es el exquisito conjunto, lleno de elegancia y buen gusto. En cada hilo melódico o armónico se notan las huellas de la música caribeña, aunque además del son, bachata, trova y rumba, hay rock y pop.

Todas las canciones de esta producción discográfica son distinguidas, pero la voz de Haydée empasta de un modo muy especial con la de Francisco “Pancho” Céspedes en El primer amor. “Tenemos mucha química, las misma influencias musicales, se genera una vibra muy especial al cantar”, reconoció la intérprete.

La “Diva del Buena Vista Social Club”, Omara Portuondo, y Pancho Céspedes son los únicos con dos interpretaciones en el álbum. Portuondo, casi nonagenaria, canta La soledad y también ofrece una de las versiones más hermosas del famoso tema "Yolanda", reconocido así por el propio Pablo Milanés.

La mexicana Julieta Venegas se unió con su voz y el acordeón en "Si ella me faltara alguna vez", una mezcla de bachata con acentos del son cubano. El dúo de pop-electrónico Ibeyi, junto al pianista de jazz cubano Cucurucho Valdés y el grupo de rumba Osaín del Monte, defendieron un maravilloso arreglo del tema Identidad. Por otro lado, estremece la unión de Haydée Milanés con el cantautor Carlos Varela, a quién definió como “muy exigente”, influyente para ella y dueño de una manera muy singular de interpretar la guitarra acústica. 

Milanés además resaltó el trabajo de la gran intérprete Lila Downs, a quien admira “como mujer, como ser humano, su sencillez, su defensa por muchas causas justas; y esa canción que cantamos La vida no vale nada, tiene ese espíritu de lucha, que las dos tenemos”.

Desde la portada de “Amor Edición Deluxe” se ve el cariño entre Pablo Milanés y su hija. “Tenemos una relación muy tierna, muy bonita y natural, como esta imagen de la portada donde repetimos un beso de una foto que conservo de cuando era pequeña; Quisimos compartir con el público este Amor”, dijo Haydée.

La joven cantante dijo que su padre, una de las leyendas de la música hispana, “está muy feliz y ha dicho que al principio sintió que quizás no debería estar defendiendo sus canciones, y que ahora después de escuchar el disco cree que ha sido un trabajo maravillo. Eso me gusta mucho, es importantísimo contar con su aprobación y con su felicidad, sobre todo”.


💬Ver 0 comentarios