A través de su perfil en la red social Twitter, Susan Polgar describió la despedida que le dieron al buque durante la salida del puerto habanero. (Suministrada)

La Habana, Cuba - La afamada ajedrecista Susan Polgar estuvo entre quienes visitaron la capital cubana a bordo del crucero Empress of the Sea, propiedad de la compañía Royal Caribbean, que al zarpar del puerto habanero este miércoles se convirtió en el último que viaje a Cuba a raíz de las nuevas restricciones impuestas por la administración de Donald Trump para la llegada de ciudadanos estadounidenses al la Isla.

Susan Polgar, nacida en Hungría hace 50 años y nacionalizada estadounidense, ha sido una de la  más notables jugadoras en la historia del ajedrez mundial. Además de ser la primera mujer en conseguir un título de Gran Maestra absoluto, ha conquistado las coronas universales femeninas en las modalidades Clásica, Rápida y Blitz, además del título individual y colectivo en Olimpiadas del “juego ciencia”.

A través de su perfil en la red social Twitter, Polgar describió la despedida que le dieron al buque durante la salida del puerto habanero. “Es oficial. Nuestro barco parte de La Habana. Este es el último barco que sale de Cuba. Muchos cubanos se alinearon junto al muelle para despedirse. ¡Muchos taxis estaban tocando sus bocinas y nuestro barco hizo lo mismo! Hasta que se cambien la leyes, no se permitirán más barcos!”, escribió.

A su llegada a Miami, la ex ajedrecista agradeció a todo el personal del crucero por las atenciones y expresó sus deseos de que la situación cambie. “Desafortunadamente, este es el último barco en salir de Cuba debido a las nuevas leyes. Esperamos que algún día las cosas cambien pronto. Gracias”, fueron las palabras de cierre de su último post.

Mediante las redes sociales, la mayor de las legendarias hermanas Polgar –Judit (42 años) es considerada por mucho como la mejor de la historia- registró algunas de sus actividades en La Habana, como degustar un típico almuerzo cubano en un restaurante local donde, según dijo “eran los únicos extranjeros”, y una visita a la icónica tumba del ajedrecista cubano José Raúl Capablanca, en el capitalino Cementero de Colón.


💬Ver 0 comentarios