Los 23 contagios reportados el martes suponen un descenso respecto a los 37 que se informaron ayer.
Los 23 contagios reportados el martes suponen un descenso respecto a los 37 que se informaron ayer. (Agencia EFE)

La Habana - Cuba cumplió hoy, martes, dos semanas sin reportar muertes a causa del COVID-19, por lo que el total se mantiene en 87, indicó en su comparecencia diaria el doctor Francisco Durán, director de epidemiología del Minsap.

No obstante, el Ministerio de Salud informó hoy 23 nuevos casos positivos, la mayoría relacionados con un solo brote, que acumulan un total del 2,555 casos de la enfermedad en el país.

Los 23 contagios reportados el martes suponen un descenso respecto a los 37 de la víspera, aunque confirman el repunte del virus después de que en las pasadas semanas se publicaran cifras de solo un dígito.

De los nuevos casos del día, 17 corresponden al municipio de Bauta, en la provincia de Artemisa (al oeste de La Habana), donde existe desde hace días un foco de transmisión.

Otro contagio es el de un ciudadano de la provincia occidental de Pinar del Río que regresó de Estados Unidos y los cinco restantes se localizan en cuatro municipios de la ciudad de La Habana, que ha sido en los últimos dos meses el epicentro de la pandemia en Cuba.

Los 23 contagios del martes se detectaron tras analizar 3,346 muestras PCR, que elevan el total de pruebas realizadas en el país a 253,761, complementadas por test rápidos procedentes en su mayoría de China.

Veintidós de los nuevos contagiados son contactos de casos confirmados anteriormente y en el restante se localizó la fuente de infección en el extranjero. Trece eran asintomáticos cuando se les realizó la prueba.

El martes también se reportó una nueva alta médica, que deja en 2,352 el número de pacientes completamente recuperados de la enfermedad.

Se mantienen activos y aislados 114 enfermos, todos con una evolución clínica estable.

Además, 170 personas permanecen ingresadas en hospitales a la espera de confirmar si padecen o no la COVID-19, y otras 153 se someten a vigilancia en sus hogares por el mismo motivo.

En el proceso de reapertura La Habana es el único territorio de Cuba que permanece rezagado en la fase 1, que elimina algunas de las restricciones más duras impuestas al inicio de la pandemia, mientras la vecina provincia de Mayabeque se halla en fase 2.

El resto del país se encuentra en la tercera y última etapa del plan, que restablece a pleno rendimiento las actividades económicas y productivas, los servicios de salud y todos los trámites burocráticos, si bien el uso de la mascarilla en espacios públicos y cerrados sigue siendo obligatorio.

Las autoridades han indicado que las fronteras de Cuba seguirán cerradas hasta que la capital pase a la fase 3.