Dos mujeres pasan caminando frente al logo de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) pintado en un muro, este lunes en La Habana. (AP)
Dos mujeres pasan caminando frente al logo de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) pintado en un muro, este lunes en La Habana. (AP)

La Habana, Cuba - Las autoridades sanitarias cubanas destacaron hoy, miércoles, que en la isla no se registraron muertes por la COVID-19 por primera vez en dos semanas, mientras 30 nuevos positivos de la enfermedad fueron reportados, la mayoría de ellos en La Habana, que se ha convertido en el mayor foco de la emergencia.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) dio a conocer su habitual reporte de la pandemia provocada por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, y señalaron que no hubo muertes por la enfermedad, que venia reportando fallecimientos consecutivamente desde el pasado 13 de abril.

Un total de 59 personas han fallecido en Cuba desde que la primera infección se reportó en la isla el pasado 11 de marzo. Los días más letales fueron el 16 y 23 de abril, cuando se marcaron cinco muertes en cada fecha.

La isla registró 30 nuevos casos de la enfermedad, según el último reporte del Minsap, que cerró a las 12:00 de la medianoche de ayer, para un total de 1,467 positivos.

Además de los positivos, se encuentran hospitalizados como sospechosos 3,068 pacientes, mientras otros 6,839 son vigiladas en sus hogares. Ayer se realizaron 1,836 pruebas, de las cuales el país acumula 45,344 hechas hasta la fecha, mientras el 3.2% o han sido positivas. 

El mayor desafío de Cuba se encuentra en La Habana, que ha registrado un aumento sostenido de los casos. En el último reporte, de los 30 positivos, 25 eran de la capital, para un total de 629, o un 42.88% de los casos registrados en la isla y una tasa de contagio de 29.5% por cada 100,000 habitantes.

Se están registrando casos en prácticamente todos los municipios habaneros y sólo las provincias de  Matanzas (3), Holguín (1) y Santiago de Cuba (1), registraron nuevos contagios en el nuevo informe. De los 10 municipios con más casos en Cuba, siete son de La Habana.

El Consejo de Defensa Provincial de La Habana (CDP), entidad a cargo de la coordinación de la respuesta a la emergencia, sostuvo que “identificar todos los contactos de las personas positivas a la COVID-19 es una necesidad primordial en la batalla contra la enfermedad”.

Luis Antonio Torres Iríbar y Reinaldo García Zapata, presidente y vicepresidente, respectivamente, del CDP en La Habana, precisaron que encontrar cada contacto de un paciente enfermo, y aislarlo, es una prioridad y debe trabajarse en la búsqueda de esas personas, además de los pacientes asintomáticos, para cortar el crecimiento en los contagios.

El populoso municipio de Centro Habana, que sufre de serios problemas de hacinamiento y tiene 74 positivos reportados, se mantiene como el de mayor riesgo epidemiológico, con una tasa de incidencia de 47.7% y el 5.04% de todos los casos registrados en el país.

El mayor desafío que enfrenta La Habana está en la alimentación de la población, que tiene que hacer largas filas para poder adquirir los pocos productos básicos que están disponibles en las tiendas estatales.

En casi todas las tiendas se forman colas de cientos de personas que, en algunos casos guardan una distancia prudente una de la otra, pero en otros no respetan las directrices oficiales.

Otro problema estriba en el hacinamiento de la vivienda, pues en muchos espacios conviven familias de hasta tres generaciones, lo que impide cumplir con las normas básicas sanitarias.

El comportamiento de La Habana, sin embargo, es distante del resto de Cuba, donde los casos positivos y las muertes se han ido reduciendo desde el pasado domingo a paso acelerado.

Aún así, la dirigencia sanitaria del país ha llamado a no bajar la guardia ni relajar las medidas de prevención.

El doctor Francisco Durán García, jefe de Epidemiología del Minsap, indicó que el plan de las autoridades es mantener lo más bajo posible el pico de la enfermedad.

"Lo primero es actuar preventivamente para no llegar al pico, que es lo que hace nuestro país y muchos otros que han tenido buenos resultados en el control de la enfermedad. Trabajar para que si el pico se produzca sea en la curva, con el menor número de casos activos en un solo día; pero todo eso depende de todas las acciones que se hagan”, dijo el experto.

"Hubo dos días en que se registró una veintena de casos confirmados, y varias personas me dijeron: ‘ya vamos saliendo’, la realidad es que no se puede desmontar nada de lo que está establecido: no se puede salir, hay que usar el nasobuco, extremar el lavado de las las manos y la limpieza de las superficies con el hipoclorito, y guardar la separación de las personas”, manifestó. 

“Hay que arreciar las medidas para poder consolidar los resultados que se puedan tener en un momento determinado", precisó Durán, quien llamó los ciudadanos a acudir de manera inmediata a los servicios de salud si tienen algún síntoma catarral.