Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El gigante del comercio electrónico había pedido al juez que rechazara la demanda planteada por Daniel A. González, nieto del ya fallecido Miguel González Rodríguez. (EFE / Friedemann Vogel)
El gigante del comercio electrónico había pedido al juez que rechazara la demanda planteada por Daniel A. González, nieto del ya fallecido Miguel González Rodríguez. (EFE / Friedemann Vogel)

La Habana, Cuba - El juez federal Robert N. Scola desestimó el lunes una demanda presentada por un cubano-americano contra el gigante de internet Amazon, al amparo del Título III de la Ley Helms-Burton, al sostener que la empresa estadounidense “trafica” con bienes confiscados ilegalmente en Cuba.

La demanda había sido presentada bajo la disposición de la ley que faculta a los estadounidenses cuyas propiedades en Cuba fueron nacionalizadas después de 1959 a demandar a las empresas que se beneficien de esos activos en la actualidad.

El gigante del comercio electrónico había pedido al juez que rechazara la demanda planteada por Daniel A. González, nieto del ya fallecido Miguel González Rodríguez, al que le incautaron después del triunfo de la revolución en Cuba una finca de 810 hectáreas en la provincia de Oriente, donde se produce "marabú" (carbón vegetal), informaron varios medios cubanos y estadounidenses.

González demandó también a Susshi International, una empresa con sede en Florida, por vender bajo la marca “Fogo”, el carbón producido en la finca de Oriente, que también puede comprarse en Amazon.

El juez Scola había desestimado la demanda en primera instancia, pero ofreció a González la opción de modificarla, lo que sus abogados hicieron, pero aun así no lograron su propósito.

Según Scola, González no pudo demostrar que cumple con el requisito de poseer los derechos sobre la propiedad confiscada desde antes del 12 de marzo de 1996, cuando se aprobó la Ley Helms-Burton.

La demanda fue presentada en septiembre de 2019 por González, que alegaba que "Amazon se benefició y traficó con la propiedad confiscada al vender en su sitio web carbón producido en la propiedad" de su abuelo, que heredó su padre y luego su madre, la cual le traspasó los derechos de propiedad en 2016, según figura en el texto enmendado.

Amazon sostuvo que tanto la demanda inicial, como la enmendada, carecían "de méritos legales" para proseguir el caso, por lo que pidió que fuera rechazada, lo cual le fue concedido.

El juez dictaminó en primera instancia que sufría de "de dos defectos, el demandante no tiene una participación sobre la propiedad de las tierras que alega que fueron confiscadas por el Gobierno cubano, y no pudo demostrar que Amazon traficaba a sabiendas e intencionalmente" con el carbón de esas tierras.

Sin embargo, González contestó que los argumentos de Amazon son "incompatibles" con el texto y propósito de la ley y el término "adquirir" tiene otras dimensiones diferentes en estos casos de expropiados cubanos en los que son propiedades y casos heredados.

El juez falló que González tuvo dos oportunidades para sustentar su reclamación y no fue capaz de hacerlo y "parecería que cualquier otra enmienda seria fútil".

Amazon, Visa, BBVA, Mastercard, Barceló, Pernod, Meliá, Expedia, Iberostar, Accor, Royal Caribbean, NH Hoteles, Trivago y MSC son algunas de las compañías demandadas hasta el momento al amparo del Título III de la Helms-Burton, aunque algunas de ellas han sido retiradas o desestimadas por los tribunales por diversas razones, sobre todo, por problemas de jurisdicción o retroactividad.