Puertorriqueños en Orlando llegan a una panadería para combatir las bajas temperaturas, que han descendido hasta los 26 grados Fahrenheit.

Kissimmee – La mañana de hoy, miércoles, quedará anotada en los récords del clima luego de que el Servicio de Meteorología de Florida confirmara que es la más fría desde enero de 2018 cuando una helada congeló plantas, cosechas, dejó escarcha sobre los parabrisas de los autos y obligó a los boricuas a abrigarse hasta las narices.

“Hasta al perro le pusimos un abrigo. ¡Hace un frío ca…!”, dijo esta mañana Juan Durán, natural de Carolina y quien vive en Kissimmee. “Hoy decidí no ir a trabajar pues trabajo en la calle y el problema es que el viento hace que se sienta más frío. Esto ha sido bien raro”, dijo el hombre quien desayunaba junto a su esposa Desiree.

La agencia meteorológica informó que el viento soplaba de forma constante entre 15 y 20 millas por hora. Además, la agencia extendió hasta las 7:00 pm de esta noche el aviso de helada particularmente para los condados de Osceola (donde está Kissimmee), Seminole, Orange (donde ubica Orlando) y Okeechobee, a hora y media al sur de Orlando.

Algunas zonas de Florida Central reportaron temperaturas de 32 grados, aunque la brisa constante hizo que la sensación de frío estuviera entre 26 grados, como fue el caso de las ciudades de Orlando y Winter Garden. Mientras, en las calles temprano en la mañana, los pocos que se atrevieron a circular, lo hacían ataviados de pies a cabeza con abrigos, bufandas, sombreros y hasta guantes, según se observó en un recorrido por la Carretera 192.

Desde anoche, los pronosticadores del clima alertaron acerca de la helada, recomendaron a los ciudadanos abrigarse bien y hasta avisaron a los ciudadanos sobre la posibilidad de que iguanas cayeran de árboles.

“¡Me llega a caer una de esas iguanas en la cabeza me encuentras en sala de intensivo pues les tengo fobia!”, dijo Jezabel Santiago, natural de San Juan y vecina de Kissimmee, y quien se tomaba su tercera taza de café para mitigar la baja temperatura.

“El frío está horrible. Hacia tiempo que no se sentía algo así”, dijo la mujer, quien reside en Florida hace 20 años. “Antes de dejar a mi hija en a parada de la guagua escolar, tuve que parar en una gasolinera para comprarle un café caliente”, contó. “Por suerte, hoy estoy libre. Así que estaré invernando como los osos”, agregó.

En la panadería puertorriqueña Taino’s Bakery -que ubica en la carretera 192 en Kissimmee- los clientes entraban a toda prisa cuando se bajaban de sus autos. “Hoy casi todo el mundo nos ha pedido todo lo que es caliente…café, avenas y cremas, chocolatito y hasta leche calientita con azúcar”, dijo Liza Padilla, dueña del establecimiento que abrió esta segunda sucursal en Kissimmee hace cerca de un mes.

Taisha Ramos, quien es natural de Corozal, mantenía sus manos en el bolsillo de su abrigo y se bebía a sorbos su café caliente. “Me acuerdo que en el 2018 bajó mucho también y que en las mañanas los carros amanecieron con escarcha encima”, recordó la joven quien se mudó a esta ciudad hace dos años.

En algunos condados se abrieron refugios desde anoche para personas sin hogar. La Coalición para personas sin hogar de Florida Central anunció anoche que a abrió un lugar en 18 North Terry Avenue en el centro de Orlando. Se establecieron dos áreas de refugio, uno para hombres y otra para mujeres y madres con niños, según informó la entidad en su página web (www.centralfloridahomeless.org).

El Servicio de Meteorología de Florida informó que mañana el frío comenzará a disiparse y que para mediodía regresarán temperaturas en los bajos 70 grados.


💬Ver 0 comentarios