14 estudiantes y 3 maestros en el tiroteo de Parkland en el 2018. (GFR Media)

Miami - Una ley aprobada en Florida tras la muerte en 2018 de 14 estudiantes y 3 maestros en el tiroteo de Parkland ayudó en la prevención de más de dos centenares de actos de violencia, con el decomiso más 412 armas de fuego, según un estudio divulgado este lunes por el Centro Legal Gifford.

Solo en el condado de Broward, donde el exalumno de la escuela Marjory Stoneman Douglas Nikolas Cruz mató con un rifle semiautomático AR-15 a 17 personas el 14 de febrero de 2018, neutralizó 255 situaciones que hubieran podido terminar en tragedia en cumplimiento de una de las llamadas leyes de riesgo extremo.

Basado en estos resultados, el centro de estudios contra la violencia armada fundado por la excongresista Gabrielle Giffords, quien sobrevivió a una ataque armado en 2011, hizo hoy un nuevo llamado a los estados a adoptar estas legislaciones.

"Nuestra investigación muestra que las leyes de riesgo extremo son una herramienta crítica para detener futuros Parklands, suicidios con armas de fuego y otras tragedias de violencia armada", manifestó Kelly Drane, gerente de Investigación en el Centro Legal Giffords.

A cuatro días de la celebración del segundo aniversario del tiroteo de Parkland, el informe detalla que la ley, que insta a actuar ante los comportamientos "peligrosos y preocupantes" de algunas personas, funciona por ahora en 17 estados del país y Washington DC gracias al apoyo de los dos partidos principales de EE.UU.

Estas leyes estatales de "alerta de peligro" ("Red Flag"), aprobadas también en estados como California, Nueva York e Illinois, autorizan a las cortes a emitir un tipo especial de orden de protección que permite a la policía confiscar temporalmente las armas de fuego de las personas que pueden representar un peligro para sí mismas o para otros.

Drane subrayó que las autoridades de Broward usaron la ley "para intervenir antes de que ocurriera la violencia y quitar las armas de fuego de más de 200 personas en crisis".

La organización aplaudió que Florida adoptara la ley menos de un mes después del tiroteo, pues "históricamente ha tenido algunas de las leyes de seguridad de armas más débiles del país".

"Cuando los estados promulgan e implementan efectivamente leyes más estrictas sobre armas, podemos salvar vidas", enfatizó Drane.

El análisis, que se centró en el condado de Broward, detalla que durante un solo año de la vigencia de la ley en Florida se presentaron 255 intervenciones de las autoridades de Broward.

La ley en estos casos se utilizópara "eliminar el acceso a armas de fuego" a personas que podían atentar contra su vida o la de los demás.

Entre los casos mencionados está el de un hombre que amenazó con disparar o estrangular a su vecino por una discusión, otro que dijo que iba a cometer un tiroteo en una escuela y un adolescente que sufre de depresión y explicó a los oficiales que quería dispararse con el arma de su padre.

El informe precisa que el 55% de los casos estaba relacionado con amenazas de homicidio y un 48% con suicidios, mientras que en uno de cada cinco casos había advertencias de atacar un lugar público.

Las autoridades de Broward desarmaron "de manera rápida y segura a las personas que hicieron amenazas serias y creíbles de violencia contra ellos mismos, sus familiares y lugares públicos", agrega.

El centro de estudios declaró que una "abrumadora" mayoría de los estadounidenses apoya las leyes de riesgo extremo y un 76 % respalda una política que autorizaría a los policías a retirar "temporalmente las armas de las personas que representan una amenaza inmediata para ellos mismos o para otros".

El juicio contra Cruz, que enfrenta 17 cargos de asesinato por el tiroteo, ocurrido en la secundaria Marjory Stoneman Douglas un Día de San Valentín, aún no tiene una fecha establecida, después de que la defensa pidiera más tiempo.


💬Ver 0 comentarios