Marcos López llevaba 17 años laborando en la Oficina del Alguacil del Condado de Osceola. (Suministrada) (semisquare-x3)
Marcos López llevaba 17 años laborando en la Oficina del Alguacil del Condado de Osceola. (Suministrada)

Orlando – El policía Marcos López, quien fue despedido el mismo día que radicó su intención de aspirar a la candidatura para ser alguacil del condado de Osceola, dijo que fue víctima de hostigamiento cuando lo amenazaron con no darle su liquidación si no aceptaba renunciar.

“Ellos no me dieron opciones. Solamente trajeron un documento con la renuncia ya preparada para que yo la firmara. Me dijeron que si no la firmaba no me darían mi liquidación por más de 300 horas acumuladas que suman como $10,000. Yo les dije que no firmaría nada y les dije, 'bótenme'”, contó López este martes a El Nuevo Día.

El agente indicó que esto ocurrió en la oficina del actual alguacil del Condado, Russ Ginbson. “Gibson estaba en su silla y siempre estuvo callado, y el que habló fue su abogado de apellido Hollmbourn. Ese abogado fue el que me hizo ‘bullying’ y me botó. Yo conozco la ley y mis derechos. Esa liquidación me corresponde. Y la ley es clara en establecer que yo tengo que renunciar luego que me convierta en un candidato oficial, y eso no ha pasado aún”, declaró.

López explicó que radicó su intención de ser candidato el viernes pasado, pero aún tiene que tomar unos cursos de ética gubernamental, conseguir más de 2,000 firmas de electores que lo endosen, someter sus estados financieros y abrir una cuenta bancaria para su campaña. Ninguno de estos pasos se ha completado, por lo que no es un candidato oficial y certificado por la Oficina del Supervisor de Elecciones del condado de Osceola, explicó.

De otro lado, la versión de la Oficina del Alguacil del condado de Osceola indica que en una reunión el viernes, 17 de mayo, se le indicó que era apropiado despedirlo dada su intención de retar al alguacil incumbente quien también buscará revalidar en el cargo en las próximas elecciones. Sostiene la oficina que la intención de López laceró la confianza que se requiere en su posición como oficial de seguridad.

En un memorando escrito suministrado a este diario por Jacob Ruiz, portavoz de prensa de esa dependencia de seguridad, se indica que López manifestó que no renunciaría y que expresó “bótenme” cuando se le ofreció la oportunidad de renunciar y recibir la liquidación de sus beneficios. El escrito dice que López preguntó si cualificaba para recibir beneficios por desempleo, pero el abogado del alguacil le indicó que no podía ofrecerle asesoría legal sobre este asunto. 

“La reunión concluyó y el señor López fue llevado a su casa”, indica el escrito.

La postura de la Oficina del Alguacil del Condado es que el despido de López procedía con el hecho de solo manifestar su intención de aspirar y se sostienen en casos anteriores donde ocurrieron situaciones como esta.

Pero López argumenta que estas son interpretaciones sujetas a la determinación de un juez.

No es la primera vez que López, de 50 años, está inmerso en una controversia similar.

En el 2016, López había intentado aspirar a la misma candidatura. “Lo quería hacer pues no me hacía sentido que una comunidad donde el 50% es hispana, eso no estuviera representado en las posiciones administrativas. Eso debe reflejarse”, explicó ayer a este diario.

Pero, al radicar su candidatura, su plataforma política, que en ese entonces era como candidato independiente, fue interpretada como una crítica a la administración. Por ello fue degradado de sargento a patrullero.

López, casado y padre de un niño de 9 años, llevaba 17 años laborando en la Oficina del Alguacil del Condado de Osceola. “Fui degradado injusta e ilegalmente”, dijo el hombre cuyo padre es de Caguas y su madre de Utuado.

El caso está pendiente de ser llevado a la consideración del Tribunal Supremo.

Sin embargo, el viernes, el mismo día que radicó su intención como candidato, recibió una carta del alguacil Gibson notificándole que estaba despedido. “En vista de que usted ha radicado una candidatura para aspirar a ser alguacil del condado de Osceola en el 2020 estoy dando por terminado su empleo efectivo hoy”, se indicó en la carta. 

“Usted no tiene un derecho constitucional a correr en contra un alguacil incumbente que tiene y entiende que, como alguacil, debo tener la confianza de que usted me representará efectivamente, pero sus acciones me hacen ver claramente que no puedo”, dijo Gibson en la misiva.


💬Ver 0 comentarios