(horizontal-x3)
El alcalde de Kissimmee, José Álvarez junto al pastor evangélico Rodolfo Font. (Foto por José Javier Pérez)

Kissimmee, Florida – El alcalde de la ciudad de Kissimmee, José Álvarez, firmó hoy, martes, una proclama para decretar 40 días de ayuno y oración, una iniciativa que se originó en Puerto Rico donde fue acogidoa e implantada por ejecutivos municipales en la Isla.

“Con esto lo que hemos querido demostrar es que la ciudad está abierta a todos los grupos”, dijo Álvarez en un aparte antes de la reunión donde firmó la proclama que fue una idea de organizaciones religiosas hispanas protestantes y católicas de la Florida Central.

¿Va a participar?, se le pregunto al alcalde. “En lo más que pueda”, respondió.

Kissimmee es la primera ciudad en Florida que acoge esta iniciativa y la meta es que otros municipios lo emulen, dijeron los pastores Olga González, quien es también comisionada de esta ciudad, y Ángel Marcial, obispo de América Latina de la Iglesia de Dios.

Explicaron que escogieron Kissimmee por ser uno de los lugares con mayor concentración de hispanos, sobre todo, puertorriqueños. En esta ciudad viven 71,104 personas de los cuales 19,728 son puertorriqueños, según datos del Censo que no incluyen a cientos de familias que llegaron tras el paso del huracán María. Se cree que cerca de 70,000 personas se han quedado en Florida, la mayoría en la zona central.

Durante las sesiones de ayuno y oración se pedirá por el bienestar de los ciudadanos, por los emigrantes y por los desplazados tras el paso del huracán María. Las reuniones religiosas serán de 6:00 a.m. hasta las 7:00 p.m. todos los días durante 40 días a partir del 21 de agosto. Se efectuarán en 4267 Yates Road de Kissimmee.


💬Ver 0 comentarios