Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El gobierno de Orlando, Florida, estableció un centro de asistencia en el aeropuerto de la ciudad para orientar a los puertorriqueños que se mudaron desde la isla tras María. (horizontal-x3)
El gobierno de Orlando, Florida, estableció un centro de asistencia en el aeropuerto de la ciudad para orientar a los puertorriqueños que se mudaron desde la isla tras María. (GFR Media)

Orlando, Florida - Los puertorriqueños que se mudaron temporal o permanentemente a Estados Unidos tras el paso del huracán María, hace nueve meses, podrían tener una mayor tendencia a sufrir depresión, trastorno de estrés postraumático, ansiedad, trastorno de adaptación y otros padecimientos, que quienes se quedaron en Puerto Rico luego del ciclón.

Esto se debe a que, quien se mudó de Puerto Rico, perdió su comunidad, amigos y familia, y todo lo que le era conocido.

Mientras, quien se quedó en la isla, aunque sufrió serios inconvenientes por la falta de servicios, la poca disponibilidad de alimentos y el pobre acceso a médicos, retuvo su entorno.

Este es el resultado de un estudio piloto que realizan estudiantes de la Escuela de Medicina San Juan Bautista de Caguas, que buscan validarlo a través de una investigación más amplia, explicó Rosa Lizeth Frías, una de las investigadoras, que al momento realiza un internado en Houston, Texas, en el Instituto Nacional de Cáncer MD Anderson.

Frías explicó que un estudio piloto entre estudiantes de la Escuela San Juan Bautista, que se habían ido a Estados Unidos tras el huracán, mostró que, a su regreso a la isla, mostraban síntomas de impacto emocional. Eso despertó el interés de explorar a un nivel más amplio.

“Más difícil irse”

“Aunque uno vea que quien se fue tomó el camino fácil, en realidad es más difícil irse de tu país y dejar lo que conoces, aunque la situación allí esté mal”, dijo la joven, de 27 años, quien busca especializarse en el campo de la oncología. Actualmente, cursa el segundo año en la Escuela San Juan Bautista.

Los boricuas que estén en Estados Unidos, o que hayan vivido allí temporalmente y ya estén de regreso en la isla, pueden llenar la encuesta visitando www.surveymonkey.com/r/DesplazadosPorMaria (español) o www.surveymonkey.com/r/MigrantQuestionnaireEnglish (inglés).

Frías y el equipo de trabajo, que tiene como investigadores principales a la doctora Ruth Sacasa y al estudiante de medicina Yonatan Carl, también interesan ampliar la base de datos de los puertorriqueños se quedaron en el país. Esas personas pueden completar esta otra encuesta: www.surveymonkey.com/r/HMR5QSH.

Junto a Frías, trabajan en el estudio Tamara P. González Copo, Sara Kurtevski, Ana Mustafa y Elsa Rodríguez. Se necesitan, al menos, 400 encuestas para completar el estudio, que estaría listo en cuatro o cinco meses.

Primero es su tipo

Aunque se han realizado investigaciones sobre los niveles de estrés que causan eventos traumáticos, no existía un cuestionario específico sobre los impactos en la salud mental tras un huracán. Este sería la primera encuesta de este tipo, destacó Frías.

“Las preguntas van encaminadas a conocer qué cosas se les dificultaron a las personas luego del huracán”, explicó.

“El cuestionario incluye preguntas como, por ejemplo, ¿tuvo que pasar noches fuera de su casa luego del huracán? ¿Perdió acceso a medios de comunicación luego del huracán? ¿Perdió la capacidad de bañarse, acceder a gasolina? ¿Algún ser querido falleció?”, agregó la estudiante.


💬Ver 0 comentarios