(semisquare-x3)
(GFR Media)

Orlando, Florida – Un estudio sobre los puertorriqueños que se trasladaron a Florida tras el paso del huracán María, en 2017, muestra que los boricuas que se establecieron en la zona central atraviesan mayores dificultades y vicisitudes que los que se mudaron al sur de este estado.

El estudio, preparado por investigadores de la Universidad de Miami, dice que los puertorriqueños en la Florida Central sufren mayores escollos buscando trabajo, vivienda y transportación que los boricuas que se establecieron más al sur por una razón principal: el idioma.

De acuerdo a la investigación reportada por la periodista Bianca Padró Ocasio en el Orlando Sentinel, el uso del español es más predominante en la región sureña de Florida, particularmente en Miami y áreas cercanas que en la zona central donde se espera que los residentes utilicen el inglés de forma predominante.

Lo llamativo del estudio es que los puertorriqueños encuestados dijeron que sintieron el rechazo de los residentes locales, pero, sobre todo de otros boricuas, principalmente aquellos que llevan mucho más tiempo establecidos aquí. Este hallazgo llama la atención si se considera que la zona central de Florida es el destino mayoritario de los puertorriqueños que se mudan a este estado.

Se estima que en Florida viven 1.2 millones de puertorriqueños y que tras el paso del huracán María entre 30,000 a 50,000 se quedó a vivir en este estado, principalmente en los condados de Osceola (donde está Kissimmee); Orange (donde ubica la ciudad de Orlando) y en el condado de Miami-Dade.

Para este estudio se encuestaron a 213 personas en Orlando, el área metropolitana de Miami y en Puerto Rico. También se efectuaron reuniones focales con 36 individuos para estudiar el impacto del desplazamiento de la Isla a Florida tras el paso del ciclón en septiembre de 2017. La encuesta se realizó entre febrero y abril de 2018, es decir, seis meses después del paso del huracán.


💬Ver 0 comentarios