Una familia boricua acude a las oficinas de PRFAA para gestionar unos documentos.  (Carla D. Martínez / Especial GFR Media) (semisquare-x3)
Una familia boricua acude a las oficinas de PRFAA para gestionar unos documentos. (Carla D. Martínez / Especial GFR Media)

Orlando – Aunque carece de director, las operaciones en la Oficina de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa) en Orlando continúan y los servicios a los ciudadanos se ofrecen con normalidad, según constató hoy El Nuevo Día.

En una visita esta mañana a la oficina de nacimiento, aunque en esta oficina se pueden gestionar también certificados de matrimonio y defunción siempre que se trate de bodas o fallecimientos ocurridos en Puerto Rico.

Luz Figueroa, natural de Fajardo y su esposo Honorato, de Ponce, llegaron a las 11:14 a.m. a gestionar sus certificados de nacimiento. “Lo necesitamos para tramitar el pasaporte”, explicó la mujer quien vive en Florida hace casi 20 años. A su lado, uno de los funcionarios de la oficina le asistía con paciencia mientras llenaba la solicitud requerida.

Doce minutos más tarde tenían sus documentos en la mano. “I love it!”, la mujer dijo antes de marcharse a su residencia en Coco Beach, como a una hora al este de Orlando.

Al momento de su visita, otras cinco personas estaban en turno para trámites similares.

El Centro de Servicios Integrados de Prfaa permite que, en una misma visita y en un mismo sitio, puertorriqueños residentes en Florida pueden gestionar documentos vitales como los antes mencionados. Sin embargo, en el pasado la oficina ha ofrecido servicios a boricuas que vienen de otros estados y que han preferido viajar a Florida en lugar de ir a Puerto Rico a obtener estos documentos.

Estos servicios están disponibles de lunes a viernes de 10:00 a.m. a 12:00 p.m. y de 1:00 p.m. a 3:00 p.m. 

A la oficina se apareció don Santos Flores, quien tiene 85 años y vive en Florida desde el 1948.

Viene a esta oficina todos los días. ¿A qué? “A visitar, y porque me tratan bien y siempre están ayudando a los puertorriqueños”, contó el hombre quien contó que fue boxeador profesional.

“Llegué a Florida cuando estaba en segundo grado y recuerdo que en la escuela sólo había tres hispanos y había mucho racismo contra los morenos y los puertorriqueños. Pero ahora somos muchísimos y las cosas han cambiado mucho”, afirmó el hombre.

A viva voz, el hombre pidió a los presentes que le dieran su número de seguro social. “Es que quiero ponerlos todos como dependientes en mis planillas”, dijo causando la risa de los presentes.

Este centro se estableció en Florida, particularmente en la zona central por ser el lugar con la mayor concentración de puertorriqueños. Datos del Censo estiman que en este estado viven 1.2 millones de habitantes y el número se encamina a convertirlo en el lugar fuera de Puerto Rico con la mayor población boricua.

Esta oficina ha estado sin director durante dos meses. Pero ayer, el portavoz de prensa de PRfaa, Pedro Cerame dijo que “pronto” se nombrará un jefe en propiedad. Los empleados de la oficina no tenían autorización para hacer expresiones. Tampoco se permitió tomar fotos.

La pasada directora, Ilia Torres, renunció la primera semana de marzo convirtiéndose en la tercera jefa de Prfaa Orlando que renuncia en menos de dos años. Tras su dimisión, fue a trabajar en la oficina del alcalde del Condado de Orange, Jerry Demmings, el primer afroamericano en la historia en convertirse en jefe de ese condado

En el 2017, el director fue el corredor de bienes raíces Luis Figueroa quien actualmente dirige PODER, una entidad que creó el gobierno de Puerto Rico para incentivar el voto boricua en Florida.

A su salida, designan en septiembre de 2017 a Frances Ortiz quien llegó con una visión de servicios comunitario y gestó la creación de un centro de ayuda al ciudadano. Pero, según trascendió en el momento, tuvo diferencias de visión con el exdirector ejecutivo de la Prfaa -Carlos Mercader- y renunció cuatro meses después sin ver completado el centro que conceptualizó.

Su salida coincidió con denuncias sobre el estado deplorable de la sede de Prfaa, que entonces ubicaba en el centro histórico de Kissimmee, oficina que estuvo cerrada debido a una infestación de ratas.


💬Ver 0 comentarios