Viviana Janer, comisionada en Osceola, dijo que de aprobarse se espera recaudar $67 millones al año que serán destinados para carreteras, aceras y paseos de bicicletas. (GFR Media) (semisquare-x3)
Viviana Janer, comisionada en Osceola, dijo que de aprobarse se espera recaudar $67 millones al año que serán destinados para carreteras, aceras y paseos de bicicletas. (GFR Media)

Orlando, Florida – Los electores del condado de Osceola, donde ubica Kissimmee -uno de los lugares donde viven más boricuas en Florida- irán a las urnas para decidir si elevan su impuesto de venta de 7.5 centavos a 8.5 centavos.

La consulta será el 21 de mayo para preguntar si los residentes Osceola, aunque desde el 22 de abril se distribuyeron las papeletas para quienes votas por correo, mientras que a partir del 13 de mayo comenzará el proceso de voto adelantado, explicó a El Nuevo Día la puertorriqueña Viviana Janer, comisionada de Osceola.

En el condado de Osceola viven 352,180 personas; la edad promedio de sus residentes es de 36 años y el ingreso familiar promedio es de $49,752, según datos del Censo. El 11.50% de la población tiene ingresos por debajo de nivel de pobreza.

Esta propuesta de elevar el impuesto de venta fue una iniciativa de los comisionados de este condado, explicó Janer. “Fue una propuesta que lanzamos de forma unánime para que la gente decida. Esperamos recaudar $67 millones al año que serán destinados para carreteras, aceras y paseos de bicicletas. Estará vigente por 30 años y al término de ese tiempo habría ayudado a recaudar $2,000 millones”, dijo la funcionaria.

Janer explicó que la intención es que gran parte de esos recaudos vengan del consumo que hagan los turistas. “Creemos que el 50% de lo que recaudemos vendrá de ellos”, estimó.

“Esto está en manos de los votantes. A nadie le gusta pagar más impuestos, pero el beneficio será que las personas estarán menos tiempo en el tráfico”, agregó.

¿No le preocupa que consumidores opten por hacer sus compras en otro lugar donde ese impuesto sea menor?, se le preguntó.

“No creo que eso pase. Hay otros condados con impuestos más altos. Además, sólo se aplicará en los primeros $5,000 en venta. La pregunta es si por un centavo más alguien va a querer guiar a otro condado y gastar más gasolina”, planteó Janer.

Pero no todos piensan igual. El puertorriqueño Jorge Bonilla Boricua, excandidato republicano al congreso y analista político en un programa radial en Florida Central advirtió hoy que este impuesto podría, en efecto provocar una fuga de tributos y de capital por consumidores que -buscando evitar este coste- muevan su actividad consumista a otro lugar.

“Alguien que vaya a comprar un televisor en el Best Buy del centro comercial The Loop en Osceola pagará más que si lo compra en el Best Buy de Florida Mall que está en el condado de Orange. En la actualidad el impuesto de venta en el condado de Orange es de 6.5%, más bajo que en Osceola”, dijo.

“Lo más que me llama la atención es que ya los comisionaos de Osceola nos habían endilgado un impuesto de 5 centavos a la gasolina y precisamente cuando lo pusieron dijeron que era para lo mismo que lo quieren aumentar ahora, para carreteras y mejoras de transportación”, indicó. “Desviaron lo que se recaudó para subsidiar las operaciones de Lynx, que es el sistema de autobuses”, sostuvo.

“Mi problema como excandidato a un puesto político es que Osceola es un condado donde viven personas trabajadoras. Este impuesto es una transferencia directa de las ineptitudes de los comisionados del condado de Osceola a los consumidores”, agregó.


💬Ver 0 comentarios