Señor Paleta está localizado en la entrada principal de Florida Mall. De izquierda a derecha, Andrea Ayala, Jennifer Serrano, Lenon Bonilla y Luis Marín. (Especial El Nuevo Día / Carla Martínez)

Orlando, Florida.– No se trataba solamente de abrir la tienda y ya. La apertura de Señor Paleta, heladería boricua que abre sus puertas el sábado en Florida Mall, requería dos elementos indispensables: una ubicación especial y un sabor que marcara este “crossover” de la heladería puertorriqueña.

Escogieron el Florida Mall por ser un centro comercial frecuentado cada mes por más de 100,000 personas y por su clientela multicultural. ¿El sabor? Apostaron por una paleta en honor al postre emblemático de Florida, el “key lime pie”.

Esta apertura es el primer paso de un sueño de sus fundadores, Jennifer Serrano y Ramón Ortiz, quienes buscan abrir 50 tiendas con la meta de convertir la heladería en una empresa pública y quizás venderla a algún gigante de la industria.

Pero, al momento, los planes a corto plazo son abrir en 2020 un establecimiento en Waterford Lakes, en Orlando, por su cercanía con un centro universitario, y luego moverse a Tampa, Fort Lauderdale y, finalmente, llegar a Disney Spring. Este último es el distrito comercial del gigante Walt Disney y, para lograr su entrada allí, Señor Paleta tendrá que demostrar su fortaleza en el mercado anglosajón, explicó Serrano.

El quiosco de Florida Mall, que requirió una inversión de $250,000, contará con un total de 14 empleados, incluidos los que laborarán en una cocina fuera del centro comercial y donde se confeccionarán estas paletas de helado.

En total, la empresa cuenta con 96 trabajadores en sus establecimientos en Viejo San JuanPlaza Carolina, Plaza del Sol, Condado, Santurce (Lote 23), Paseo Caribe y Ponce.

La tienda de Orlando es particular, pues el cliente tiene la opción de hacer su pedido y pagar a través de una pantalla interactiva. “Somos, al momento, el único establecimiento en este centro comercial con este sistema”, explicó Serrano, quien es médico generalista y dejó la práctica de la medicina para dedicarse de lleno a esta empresa.

Ortiz, su socio, es farmacéutico. Aunque ambos estudiaron la profesión de sus sueños, tenían el deseo de emprender un negocio propio. En sus frecuentes viajes a Latinoamérica, notaron un resurgir en los negocios de paletas de helados y vieron una oportunidad para una empresa de este tipo en Puerto Rico.

Cuando el quisco abra sus puertas mañana, sábado, los clientes podrán escoger entre una variedad de sabores, además de key lime pie, que sale acompañado de merengue y la corteza triturada de la galleta. 

La paleta de sabor key lime pie.

Los sabores incluyen tembleque, quesito (que hasta tiene pedacitos de la masa de hojaldre), queso y guayaba, fresa-mojito, “banana whoppie pie”, “pop corn caramel”, café (hecho con granos boricuas), y bizcocho de cumpleaños, que confeccionan gracias una alianza con la famosa panadería boricua de Florida Central El Melao. “Ellos confeccionan el bizcocho que usamos en la paleta”, señaló Serrano.

Como profesionales de la salud, se han ocupado de incluir en su oferta paletas sin azúcar añadida y preparadas con fruta natural, pero, para quienes quieran hacer un desarreglo y darse un gustito, ofrecen helados de chocolate con Nutella y variadas opciones de “toppings”.

La integración de una chef de pastelería al equipo de trabajo de Señor Paleta vino a darle estructura a este negocio que apenas tiene cinco años de creado. Es la tarea de Andrea Ayala recibir las ideas de los dueños y desarrollar recetas ganadoras, proceso que le pude tomar varios días desde la conceptualización del sabor hasta la fase de pruebas y confección.

“Ellos son muy estrictos, pero me dan el espacio de ser creativa en la cocina”, dijo la joven chef, quien estudió en México y España.

El quiosco requirió una inversión de $250,000.

Señor Paleta es parte de una cepa de empresarios puertorriqueños que estuvo viajando a Florida Central en “viajes de reconocimiento”, tanteando el terreno floridano para explorar futuras aventuras de negocios. Se espera que este proceso de “conquista y colonización” del mercado continúe en crecimiento.

De hecho, la tienda ubica justo al lado de Novus, otra empresa puertorriqueña que se ha anclado con paso firma en este mercado competitivo, como también lo es el renglón de golosinas heladas y en el cual han incursionado otros empresarios puertorriqueños.

Pero Serrano entiende que el mercado de la Florida Central es tan diverso que hay espacio para todos. Cifras recientes indican que, el año pasado, Florida fue el destino número uno de los turistas en Estados Unidos registrando más de 75 millones de visitantes, según datos de Visit Orlando, entidad a cargo del mercadeo turístico en este estado.

“Somos en realidad una empresa de medios que vende paletas. Lo que vendemos es diversión a través de una paleta”, explicó la empresaria. “Venir a Florida era un paso natural. Del 30 por cientode nuestros seguidores en las redes sociales, el 20 por ciento es de Florida”, explicó.


💬Ver 0 comentarios