El también músico yabucoeño estableció un negocio de venta de maví y límbers que ha contagiado tanto a estadounidenses como a puertorriqueños.

Orlando – Con un índice de calor en los 100 grados fueron varios los conductores que, mientras discurrían hoy por la carretera Boggy Creek cerca de Lake Nona, optaron por salirse de la vía para alinearse junto a un carretón al lado del cual se asomaba un pedazo de madera que tenía pintadas cuatro letras: “Maví”.


💬Ver 0 comentarios