Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Las medidas de seguridad en el Capitolio se intensificaron con la pandemia de COVID-19 y tras la insurrección del 6 de enero perpetrada por seguidores del expresidente Donald Trump. En la foto, miembros de la Guardia Nacional abren el portón del Capitolio a inicios de marzo de este año.
Las medidas de seguridad en el Capitolio se intensificaron con la pandemia de COVID-19 y tras la insurrección del 6 de enero perpetrada por seguidores del expresidente Donald Trump. En la foto, miembros de la Guardia Nacional abren el portón del Capitolio a inicios de marzo de este año. (Carolyn Kaster)

Washington - La primera interrogante sobre el funcionamiento de los delegados electos para cabildear por la estadidad ante el Congreso es cuál será su acceso inmediato a las oficinas de los legisladores federales, en medio de la pandemia del coronavirus y las limitaciones que impone la elevada seguridad en el Capitolio.

💬Ver comentarios