Charlie Delgado Altieri, presidente del PPD. ([email protected]) [email protected] teresa canino rivera ([email protected])

Washington D.C.- Como presidente del Partido Popular Democrático (PPD), el candidato a gobernador, Charlie Delgado Altieri, anunció hoy que ha pedido al Tribunal Supremo de Estados Unidos poder unirse como “amigo de la corte” al caso que busca extender a los residentes de Puerto Rico el programa de Seguridad de Ingresos Suplementarios (SSI).

Delgado Altieri sostuvo que solicita al máximo foro judicial estadounidense intervenir en el caso del gobierno de Estados Unidos versus Vaello Madero.

“Es el vínculo permanente de la ciudadanía americana lo que nos da el derecho a ser parte de los mismos programas que nuestros hermanos del norte. No necesitamos ser estado ni pagar las altas contribuciones de un estado para recibir estos beneficios. El mismo tribunal federal lo ha reconocido: los puertorriqueños somos ciudadanos americanos que aportamos al tesoro federal y no hay base racional para continuar discriminando contra nosotros”, indicó Delgado Altieri.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acudió ante el Tribunal Supremo para que revise la decisión del Primer Circuito de Apelaciones que declaró inconstitucional excluir a los residentes de Puerto Rico del programa SSI, que puede beneficiar a cerca de 300,000 personas en la Isla. Según el foro judicial, la falta de acceso de los residentes de la Isla al SSI viola la igual protección de las leyes.

En el caso judicial, el Primer Circuito determinó que es inconstitucional cobrarle a Jose Luis Vaello Madero cerca de $28,000 que recibió del SSI como residente de Puerto Rico. Vaello Madero comenzó a tener acceso al programa cuando estaba domiciliado en Nueva York.

Tomando como base el caso de Vaello Madero, el juez federal William Young, asignado al Tribunal Federal de San Juan, decidió también 3 de agosto que es inconstitucional negar el acceso de residentes de la isla al SSI, al Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) y al subsidio para personas de escasos recursos (LIS) para adquirir medicamentos recetados través de la parte D de Medicare.

Para el gobierno de Estados Unidos, la vigencia del SSI en la Isla puede causar daños a la economía de Puerto Rico y tendría un costo muy alto para el Tesoro federal, que alcanzaría los $23,000 millones en una década. También ha advertido que contrario a los beneficiarios del SSI en los estados, los residentes de la Isla normalmente no pagan contribuciones federales sobre ingresos.

“Como Gobernador de Puerto Rico, no voy a escatimar esfuerzos para defender los derechos de todos los puertorriqueños, en especial los de nuestros niños, ciegos, discapacitados y personas mayores ante cualquier foro judicial. La paridad en fondos y programas federales es posible dentro del Estado Libre Asociado (ELA). Lograr esa paridad es parte de la egunda transformación de Puerto Rico”, indicó Delgado Altieri.

El presidente del PPD sostuvo que el recurso judicial fue redactado por los abogados José Alfredo Hernández Mayoral y Roberto Prats Palerm, admitidos a postular ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos.