Fachada del Capitolio de Estados Unidos, en Washington D.C. (EFE)
Fachada del Capitolio de Estados Unidos, en Washington D.C.

Washington D.C.– Con el respaldo de otros 42 de sus colegas, el senador demócrata Tom Carper (Delaware) revivió hoy el proyecto de ley que persigue convertir gran parte de la capital estadounidense en el estado 51 de Estados Unidos.

Carper presentó la legislación en una conferencia de prensa junto a la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, la delegada de la capital federal en la Cámara baja, Eleanor Holmes Norton, y el presidente del Concejo Municipal, Phil Menderson.

“Nos han enseñado que cuando nuestros fundadores construyeron una nueva nación gritaron ‘no hay impuestos sin representación’, un eslogan que ha resistido la prueba del tiempo. Desafortunadamente, la ‘imposición sin representación’ es la realidad actual para casi 700,000 ciudadanos que viven en el Distrito de Columbia”, indicó Carper.

En un Senado dividido 51 a 49, en el que ningún republicano favorece la idea y hay un puñado de demócratas que no simpatizan con la propuesta, no se prevé que la legislación avance en el Senado.

Tampoco tiene futuro en la Cámara baja, donde fue presentada -con el coauspicio de 176 demócratas-, por la delegada Holmes Norton.

“Los residentes de D.C. pagan los impuestos federales per cápita más altos y más impuestos federales que 23 estados, y el Distrito tiene una calificación de bonos superior a la de 35 estados. Han luchado y muerto en todas las guerras desde la Revolución, y merecen representación electoral en el Congreso y autogobierno local completo”, indicó la delegada Holmes Norton.

Ocho senadores del caucus demócrata no han coauspiciado la legislación. De esos, cinco – Joe Manchin (Virginia Occidental), Kirsten Sinema ( independiente por Arizona), Mark Kelly (Arizona), Angus King (independiente por Maine)

En la pasada sesión, la Cámara baja aprobó la medida - por segunda ocasión-, en votación partidista 216 a 208. Pero, ahora con mayoría republicana, ni siquiera se prevé que pueda volver a avanzar en la Cámara de Representantes.

La medida a favor de convertir a Washington D.C. en el estado 51 dejaría como la capital de Estados Unidos un área de dos millas que comprende principalmente la zona del parque central, la Casa Blanca, el Congreso y edificios federales.

Los republicanos, y algunos demócratas como el senador Manchin, consideran que la propuesta de estadidad para Washington D.C. requiere una enmienda a la Constitución de Estados Unidos. Uno de los argumentos va dirigido a que tendría que enmendarse la Constitución para eliminar los tres votos del colegio electoral que se le concedieron a los residentes de Washington D. C.

En la pasada sesión, solo seis senadores demócratas se comprometieron con un proyecto pro estadidad para Puerto Rico, que fue presentado por Martin Heinrich (Nuevo México).

En la Cámara baja, el proyecto 1522 a favor de un referéndum federal estadidad sí o no en Puerto Rico nunca avanzó, sino que se optó por una medida que le hubiese ofrecido a los electores puertorriqueños tanto la estadidad como la libre asociación y la independencia.

Esa legislación fue aprobada 233 a 191, con solo 16 votos a favor de los republicanos.

💬Ver comentarios