Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Derrotada en el Senado de Estados Unidos la propuesta para establecer nuevos controles de inmigración

Casi toda la delegación republicana se opuso a la legislación, mientras se intenta aprobar otra medida que excluye el lenguaje en torno a la frontera

7 de febrero de 2024 - 10:25 PM

Updated At

Actualizado el 8 de febrero de 2024 - 12:20 AM

Entre los republicanos, muchos de los cuales consideraron que las iniciativas sobre inmigración eran insuficientes, solo Lankford, Susan Collins (Maine), Mitt Romney (Utah) y Lisa Murkowski (Alaska) votaron a favor. (The Associated Press)

Washington D.C. – Una mayoría de senadores, principalmente republicanos, descarriló en la tarde del miércoles (50-49) el proyecto de ley bipartidista que impulsaba nuevos límites en los procesos de asilo en la frontera y asignaciones para Ucrania, Israel y Taiwán.

La medida necesitaba 60 votos para poder debatirse formalmente. El desenlace era esperado tras la oposición que generó en las últimas horas.

Sin embargo, ese primer voto procesal terminó con una legislación que se negoció por cuatro meses esencialmente por medio de los senadores James Lankford (republicano por Oklahoma), Kyrsten Sinema (independiente por Arizona) y Chris Murphy (demócrata por Connecticut).

Entre los republicanos, muchos de los cuales consideraron que las iniciativas sobre inmigración eran insuficientes, solo Lankford, Susan Collins (Maine), Mitt Romney (Utah) y Lisa Murkowski (Alaska) votaron a favor. Lankford expresó su frustración. “Podemos hacer conferencias de prensa desde cual sitio, pero tenemos que legislar desde aquí”, dijo Lankford, desde el hemiciclo, al indicar que con un gobierno federal dividido, nada avanza si no se busca consensos.

Los senadores del caucus demócrata, Elizabeth Warren (Massachusetts), Robert Menéndez (Nueva Jersey), Alex Padilla (California), Ed Markey (Massachusetts) y Bernie Sanders (independiente por Vermont) votaron en contra. El líder de la mayoría demócrata, Charles Schumer, votó a favor y luego la rechazó con el objetivo de pedir la reconsideración.

La oposición de senadores demócratas incluyó críticas a la falta de condiciones para la asistencia a Israel, en medio de la guerra en Gaza, y el reclamo de medidas más favorables para los inmigrantes.

Previo a la votación, Schumer había indicado que, si esa propuesta era frenada, propondría otra medida que se centraría en las asignaciones a Ucrania, Israel y Taiwán, excluyendo el lenguaje sobre la situación en la frontera. Tras cuatro horas de votación, el Senado acordó 58-41 permitir que se vote sobre esa otra medida. Esa votación, que puede abrir el debate sobre esa segunda medida de asignaciones, tendrá lugar el jueves, dijo en la noche del miércoles el líder Schumer.

La medida derrotada en horas de la tarde hubiese permitido, tras una declaración de emergencia, frenar los asilos políticos en la frontera una vez más de 5,000 personas indocumentadas diarias cruzaran a territorio estadounidense durante una semana.

Pero el presidente de Estados Unidos también podía detener los procesos de asilo en la frontera si más de 8,500 indocumentados entran al país en un día.

La legislación hubiese tenido un costo de $118,000 millones, incluidos $60,600 millones para Ucrania, $14,100 millones para Israel y unos $20,330 millones para medidas de seguridad en la frontera.

Antes de la votación, Schumer sostuvo que era una evidente contradicción que los republicanos hubiesen exigido incluir lenguaje sobre la seguridad en la frontera para poder votar sobre nuevas asignaciones a Ucrania, para luego de oponerse a una medida que fue negociada con el visto bueno de sus líderes.

“Siempre he creído que el Senado funciona mejor cuando tomamos el camino bipartidista. No todo es perfecto en este proyecto de ley, pero considero que mi trabajo es permitir que el bipartidismo se arraigue en la medida de lo posible y este proyecto de ley lo refleja. Pero durante toda la semana, los republicanos del Senado se han parecido cada vez más a sus homólogos de la Cámara de Representantes y se han transformado en el grupo del caos”, indicó Schumer.

Por su parte, el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell (Kentucky), destacó el trabajo de su colega Lankford, pero consideró que era mejor descarrilarla pues no se iba a convertir en ley, ante el contundente rechazo que generó entre los republicanos, incluidos los representantes de la Cámara baja. “El acuerdo no tiene un camino para convertirse en ley”, dijo McConnell.

El liderato republicano de la Cámara baja, encabezado por el speaker Mike Johnson, había descartado llevar a votación el proyecto del Senado.

Sin embargo, Johnson vio como quedó derrotada el martes una medida que impulsó esta semana para asignar $17,600 millones a Israel, sin fondos para Ucrania ni lenguaje en torno a la seguridad en la frontera.

Johnson también sufrió otra vergonzosa derrota al fracasar en una primera votación de aprobar un juicio político en el Senado en contra del secretario de Seguridad Interna, Alejandro Mayorkas, a quien le imputan incumplir con la obligación de asegurar la frontera sureña de Estados Unidos.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: