Justino Díaz, cantante de ópera.
Justino Díaz, cantante de ópera. (Raymond Medina Castillo)

Washington D.C. – El barítono-bajo operístico puertorriqueño Justino Díaz será uno de cinco artistas homenajeados este año en la edición 44 de lo premios del Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas por logros artísticos de toda una vida.

Junto a Díaz serán honrados – en una gala el 5 de diciembre-, la actriz y cantante Bette Midler, el fundador, compositor, productor y director de la disquera Motown, Berry Gordy, el creador de Saturday Night Live, Lorne Michaels, y la cantautora Joni Mitchell, informó el presidente de la Junta de Síndicos del Centro Kennedy, David Rubenstein.

En una declaración sobre Díaz, Rubenstein indicó que “con su voz distinguida, profundamente resonante y su carrera operística histórica, Justino Díaz, estuvo en los escenarios de los grandes teatros de ópera del mundo y hoy se erige como uno de los más grandes barítonos bajos de nuestro tiempo”.

Díaz, por su parte, agradeció el homenaje e indicó que el reconocimiento recuerda su debut en el Kennedy Center, hace 50 años, como el protagonista masculino de la opera Beatrix Cenci de Alberto Ginastera en la gran inauguración del Centro Kennedy.

“Fui la primera voz operística en bautizar las paredes de esta maravillosa institución hace todos esos años y estoy más que honrado de volver para que me otorguen tal distinción. Me siento honrado al asumir mi lugar entre tantos compañeros maravillosos y artistas talentosos”, sostuvo Díaz, de 81 años.

La presidenta del Centro Kennedy, Deborah F. Rutter, indicó, por su parte, que “los homenajeados de este año representan el poder unificador de las artes y nos recuerdan lo que nos une como seres humanos. Estos artistas son a partes iguales genio, inspiración y entretenimiento”.

Cuando se le otorgó a Díaz el 29 de junio de 2016 el Premio de Honor del Ateneo Puertorriqueño, el escritor puertorriqueño Edgardo Rodríguez Juliá indicó “se trata de un gran artista de las tablas que, además, ha sido un histórico cantante de la gran ópera”.

“Y siendo la gran ópera un arte que incluye el carisma teatral y la actuación, la música y también el difícil y complejo arte del canto, nos atrevemos a señalar que Justino Díaz ha sido nuestro más completo artista escénico”, sostuvo Rodríguez Juliá en la semblanza que preparó para la ocasión.

El artista puertorriqueño ha recorrido las más importantes salas de ópera del mundo, entre ellas La Scala, en Milán, Italia”, Roma, la Ópera de París, el Teatro Zarzuela de Madrid y el Teatro Colón en Buenos Aires. Participó de la inauguración del Lincoln Center de Nueva York, en 1966, en la noche de apertura de Antony & Cleopatra.

Díaz debutó en la ópera de cámara El Teléfono, en 1957, en Puerto Rico, junto a su maestra, María Esther Robles. Seis años después debutó en el Metropolitan Operan House, como Monterone, en la ópera Rigoletto de Verdi. Tiene un doctorado honoris causa del New England Conservatory, donde estudió.

💬Ver comentarios