En la isla, la principal actividad manufacturera foránea responde a fábricas de productos farmacéuticos, dispositivos médicos, biotecnología y electrónica. (GFR Media)
En la isla, la principal actividad manufacturera foránea responde a fábricas de productos farmacéuticos, dispositivos médicos, biotecnología y electrónica. (GFR Media)

Washington D.C.- Por tercera sesión consecutiva, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, ha presentado legislación que impulsa otorgar nuevos créditos contributivos federales a compañías que manufacturen productos médicos e inviertan en jurisdicciones con economías deprimidas, lo que puede beneficiar a Puerto Rico.

En el Senado, la medida fue presentada, como en ocasiones anteriores, por el republicano Marco Rubio (Florida).

Para poder beneficiarse de la legislación, el área debe tener un nivel de pobreza sostenido de más del 35% durante los pasados cinco años, lo que anteriormente la comisionada González ha indicado que aplica a más del 70% de Puerto Rico.

El senador Rubio dio a conocer el texto de la legislación, que en la Cámara baja es coauspiciada por la republicana María Elvira Salazar (Florida).

El proyecto de ley propone un crédito tributario de 40% por salarios y beneficios marginales en la manufactura de productos médicos y otro de 40% por depreciación y amortización de propiedad. También ha impulsado un crédito de 30% por la compra de bienes y servicios en las zonas económicamente deprimidas.

En el caso de una empresa, que traslade sus operaciones de una jurisdicción no estadounidense, los créditos tributarios por salarios y beneficios marginales aumentarían a 60%.

En su comunicado de prensa, la comisionada González indicó que la legislación ayudaría a “fortalecer la cadena de suministros médicos de Estados Unidos”, lo que considera “esencial para nuestra seguridad nacional”

La legislación, que se identifica por su siglas “MMEDS”, puede ser “un motor de desarrollo económico para nuestras zonas económicamente desfavorecidas al tiempo que fortalece la seguridad y el posicionamiento mundial de nuestra nación al promover la fabricación interna y atraer la producción en el extranjero”, según González.

Indicó que “a vincular directamente los incentivos con la creación y el mantenimiento de empleos, las inversiones de capital y las compras dentro de un área con dificultades económicas, (el proyecto de ley) MMEDS garantiza que se gaste dinero en las comunidades y que se genere actividad económica”.

Por su parte, el senador Rubio afirmó que “no podemos ser un país fuerte si dependemos de regímenes extranjeros para obtener artículos básicos como medicamentos y tecnologías”.

“Existe un creciente apoyo bipartidista de priorizar la reconstrucción de nuestras industrias vitales. Desde medicamentos que salvan vidas hasta minerales cruciales y todo lo demás, necesitamos ser una nación que vuelva a hacer cosas. Si lo hacemos, fortaleceremos nuestras cadenas de suministro y traeremos buenos empleos a Estados Unidos”, señaló Rubio.

💬Ver comentarios