El Departamento de la Vivienda hizo disponibles los primeros $25 millones de un programa de ayuda a Pymes afectadas por el huracán María. En la foto, la destrucción que causó el ciclón al casco urbano de Arecibo el 20 de septiembre de 2017.
En la foto, la destrucción que causó el huracán María al casco urbano de Arecibo el 20 de septiembre de 2017.

Washington D.C.– La Escuela de Salud Pública de la Universidad George Washington (GWU) llevará a cabo un estudio para identificar causas específicas de las muertes provocadas por el huracán María en Puerto Rico dos semanas después de que el ciclón impactara a la Isla el 20 de septiembre de 2017.

Por iniciativa del gobierno de Puerto Rico, el estudio original de GWU determinó que las muertes causadas por el huracán María rondaron las 2,975.

“Este análisis profundo y detallado va más allá de nuestro estudio de 2018 y proporcionará información que podría usarse para identificar de manera precisa y rápida las muertes asociadas con huracanes y desastres naturales”, anunció hoy Carlos Santos-Burgoa, investigador principal del proyecto y profesor de salud global en el Instituto Milken de la Escuela de Salud Pública de GWU, en Washington D.C..

El estudio se llevará a cabo a través de un contrato de $1 millón con el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST, por sus siglas en inglés), que interesa conocer cuantas de las muertes fueron provocadas directas o indirectamente por fallas en edificios y de infraestructura.

Santos-Burgoa, quien lideró el primer estudio, indicó que el nuevo proyecto identificará las causas específicas de muerte, incluidas las indirectas que puedan haberse pasado por alto.

A finales de 2018, el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico propuso a GWU financiar un estudio epidemiológico sobre las muertes ocurridas tras el huracán María en la Isla. Pero, nunca se concretó un acuerdo con la universidad.

El propósito del contrato es identificar las muertes directas e indirectas por fallas en edificios durante las primeras dos semanas después del impacto del huracán María en la Isla, al igual que las ocurridas por deficiencias en los sistemas de construcción de instalaciones críticas.

Pero, también se examinarán los factores asociados a las muertes directas e indirectas durante las dos semanas posteriores al huracán.

Según el principal responsable de la investigación, la intención es mejorar el conteo de muertes después de un desastre natural, crear una base de datos integrada de registros administrativos existentes del gobierno de Puerto Rico, hospitales y otras fuentes para identificar y clasificar las muertes relacionadas con el huracán María.

El profesor Santos-Burgoa acentuó que muertes indirectas pueden incluir las que son causadas por interrupciones abarcadoras del sistema eléctrico, como ocurrió en la isla tras el huracán María.

Además, recordó que el huracán María dañó estructuras claves para la seguridad de los ciudadanos de Puerto Rico, como instalaciones de servicios de salud y comunicaciones.

El equipo de investigación incluye a científicos de los Departamentos de Salud Global y Epidemiología de GWU; Diane Uschner, del Centro de Bioestadística de GWU; Pablo Méndez Lázaro de la Escuela Graduada de Salud Pública de la Universidad de Puerto Rico; y Bernardo Hernández Prado y Abraham Flaxman, del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington.