El médico puertorriqueño Lester Martínez López declara ante el Comité de Fuerzas Armadas, que examina su designación como secretario adjunto de Defensa para Asuntos de Salud.
Lester Martínez López, designado secretario adjunto de Defensa para Asuntos de Salud. (José A. Delgado)

Washington D.C. – Más de tres docenas de organizaciones, funcionarios electos y activistas boricuas e hispanos han pedido al liderato del Senado estadounidense que encamine la votación final del nombramiento del médico puertorriqueño Lester Martínez López como secretario adjunto de Defensa para Asuntos de Salud.

Martínez López es una de varias designaciones de boricuas hechas por el presidente Joe Biden que estarán aún pendientes de confirmación cuando el Senado entre – el 28 de noviembre-, en lo que pueden ser sus últimas tres o cuatro semanas de sesión del Congreso 118.

En su caso, Martínez López ha esperado todo un año por su confirmación. Biden lo nombró el 18 de noviembre de 2021. Y el Comité de Fuerzas Armadas del Senado recomendó su confirmación en marzo pasado.

“Dado su extraordinario historial de logros como oficial militar y como médico, y su poderosa historia personal, una con la que muchos hispanos y miembros de comunidades subrepresentadas se identifican– es difícil entender por qué un año después de su nominación el doctor Martínez sigue esperando que el Senado de los Estados Unidos programe su voto de confirmación”, indicaron las organizaciones, funcionarios e individuos, en una carta enviada el pasado martes al líder de la mayoría demócrata, Charles Schumer (Nueva York), y al líder de la minoría republicana, Mitch McConnell (Kentucky).

La carta está suscrita por representantes de organizaciones como Grupo21, la Asociación Nacional de Funcionarios Electos Latinos (NALEO), la Federación Hispana, Power4PuertoRico, Alliance for Puerto Rico, La Mesa Boricua, Hispanic Heritage Foundation, American Latino Veterans Association y Casa Blanca Cubans.

También la firman, entre otros, tres funcionarios electos puertorriqueños, la secretaria de Estado de Rhode Island, Nellie Gorbea, el senador estatal de Florida Víctor Torres, y el representante estatal de Georgia Pedro Marín.

Martínez López, de ser confirmado, sería el segundo boricua en ocupar el puesto de secretario adjunto de Defensa para Asuntos de Salud. El primero fue el doctor Enrique Méndez, bajo la administración de George Bush, padre.

En ese cargo, Martínez López sería el principal asesor del secretario de Defensa en temas de salud, administraría los programas médicos del Pentágono, y supervisaría las investigaciones médicas.

Martínez López - mayor general jubilado del Ejército de Estados Unidos-, fue el primer latino en dirigir el importante Comando de Investigación y Material Bélico del Ejército en el Fuerte Detrick, en Maryland.

“La historia del doctor Martínez es un ejemplo clásico del sueño americano. Creció en el pueblo rural de Maricao, ubicado en lo profundo de las montañas de Puerto Rico. Obtuvo títulos de la Universidad de Puerto Rico y la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico. Fue a servir en el Ejército de Estados Unidos y se jubiló con el grado permanente de Mayor General”, indicaron los firmantes de la carta.

El Senado acaba de confirmar a María Antongiorgi Jordán como jueza del Tribunal Federal de San Juan. Tiene en agenda considerar en la semana del 28 de noviembre la designación de Camille Vélez Rivé para ese foro judicial. Y para completar de llenar las vacantes en ese foro judicial, luego tendría que votar por el nombramiento de Gina Méndez Miró.

Previamente, en esta sesión, el Senado confirmó los nombramientos de las puertorriqueñas Mari Carmen Aponte como embajadora en Panamá; María Pagán como representante comercial adjunta y embajadora ante la Organización Mundial de Comercio (OMC); y Carmen Cantor como secretaria adjunta del Interior para Asuntos Insulares e Internacionales.

También ha confirmado, entre las designaciones de funcionarios boricuas, al secretario de Educación, Miguel Cardona, al juez Gustavo Gelpí para el Primer Circuito de Apelaciones federales en Boston y Jaime Areizaga Soto como presidente de la Junta de Apelaciones de Veteranos.

No se ha sabido más, sin embargo, del futuro del nombramiento del boricua Javier Saade como presidente de la Junta Federal de Inversiones de Ahorro para la Jubilación.

Cuando consideró la designación de Saade, el Comité de Seguridad Interna y Asuntos Gubernamentales de Senado se dividió en líneas partidistas – 7 a 7-, en medio de las duras críticas que senadores republicanos hicieran de Saade por publicaciones en redes sociales en contra de políticos republicanos.

Anteriormente fue retirada la designación del boricua Mark Colón como secretario adjunto para Planificación y Desarrollo Comunitario en el Departamento de Vivienda federal, quien se enfrentó a las críticas republicanas por lo que el senador Pat Toomey (Pensilvania) describió como “ataques vitriólicos y profanos contra sus oponentes políticos”.

💬Ver comentarios