Algunos de los miembros de la Cámara de Representantes se refugian de los seguidores de Trump que entraron al Capitolio. (Andrew Harnik)

Washington D. C. – Tres congresistas demócratas han arrojado positivo a COVID-19 luego del asalto del 6 de enero Capitolio, cuando tuvieron que refugiarse junto a colegas republicanos que se negaron a utilizar mascarillas, según han denunciado.

“Varios legisladores republicanos en la sala se negaron rotundamente a usar una mascarilla, como se demuestra en (un vídeo de Punchbowl), incluso cuando sus colegas se lo pidieron educadamente”, indicó el congresista demócrata Brad Schneider (Illinois).

Previamente, las congresistas Pramila Jayapal (Washington) y Bonnie Watson Coleman (Nueva Jersey) también dieron a conocer que se les diagnosticó el COVID-19. Watson Coleman, de 75 años, es una superviviente de cáncer.

Mientras, la congresista demócrata Debbie Dingell (Michigan) propuso multar en $1,000 a los miembros del Congreso que rechacen utilizar mascarillas, mientras esa sea la recomendación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). “No es un acto de valentía negarse a usar una mascarilla, es un comportamiento egoísta, estúpido y vergonzoso que pone vidas en riesgo”, sostuvo Dingell.

Schneider dijo que no se debe tolerar que los miembros “vengan al hemiciclo o se reúnan en los pasillos del Congreso sin hacer lo mínimo para proteger a quienes los rodean”. Jayapal abogó también por la imposición de multas a los congresistas que se niegan a utilizar mascarillas.