Zoraida Buxó, delegada electa para cabildear por la estadidad en el Senado de Estados Unidos.
Zoraida Buxó, delegada electa para cabildear por la estadidad en el Senado de Estados Unidos. (GFR Media)

Washington D.C. – Zoraida Buxó presentó esta noche al gobernador Pedro Pierluisi su informe sobre sus primeros tres meses en el puesto de delegada por la estadidad, en el que destacó haber tenido 41 reuniones en el Congreso.

Buxó, quien fue secretaria de Corrección bajo el gobierno de Pedro Rosselló González, indicó que en su primer trimestre se reunió con cinco senadores y 24 congresistas.

Aunque fue electa para cabildear en el Senado, Buxó señaló que ha buscado reunirse también con miembros del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes a solicitud de la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, quien como ella se identifica con el Partido Republicano de Estados Unidos.

El Comité de Recursos Naturales llevó a cabo dos audiencias sobre el status antes de que los seis funcionarios electos para cabildear por la estadidad asumieran sus puestos.

Su presidente, el demócrata Raúl Grijalva (Arizona), quiere llevar a votación las dos medidas de status presentadas ante su comisión - el 1522 a favor de la estadidad y el 2070 que impulsa una Convención de Status-, antes de que termine el año.

“En resumen, durante este primer trimestre realicé un total de 41 reuniones con funcionarios del Congreso que abarcan 21 estados de las siete regiones en que se dividen los Estados Unidos, además de dos territorios. A través de las distintas reuniones, preliminares y/o sustantivas, pude abrir los canales de comunicación para el inicio de un dialogo abierto y honesto sobre la estadidad como alternativa no territorial para obtener una solución permanente para el problema colonial de Puerto Rico”, indicó Buxó en el informe.

Además de legisladores federales, Buxó agregó en el documento - el que según la Administración de Asuntos Federales (Prfaa) debió presentar el 10 de octubre, pero se le había concedido una prorroga hasta el viernes-, que se ha entrevistado con 10 jefes de Gabinete de legisladores federales y 14 asesores legales, entre otros.

“Fue notable que entre los miembros del Congreso –Cámara y Senado- existen distintos niveles de desconocimiento sobre el repudio de los puertorriqueños a la condición territorial y sobre los impedimentos que la condición territorial nos impone para el desarrollo de una economía local sólida y sostenible”, afirmó Buxó.

Para Buxó, “si bien en su mayoría entienden la inestabilidad que causa la condición de ser un territorio del cual el Congreso pueda ‘disponer’, de acuerdo al texto expreso de la Constitución, el relacionar esa inestabilidad con nuestra imposibilidad de planificar a largo plazo para un desarrollo firme y sostenible de nuestra economía local (exclusiva de las transferencias federales) presenta un desafío que continuaré abordando”.

“La condición territorial no es meramente un ‘techo de cristal’ que impide nuestro progreso. Es como una jaula que tiene bajo arresto el desarrollo social y económico de la Isla, y que infringe nuestros derechos civiles, las libertades individuales y la búsqueda de la felicidad”, indicó.

Según Buxó, los funcionarios del Congreso “reconocen el efecto nocivo de la condición territorial cuando se le muestran las tendencias demográficas de Puerto Rico”, como la emigración a Estados Unidos.

Señaló que sus reuniones han incluido a líderes de organizaciones no gubernamentales como el “Puerto Rico Statehood Council, los Young Republicans, personas radicadas en el estado de la Florida comprometidas con la causa de la igualdad y la estadidad, además de conocedores de temas” relacionados a su encomienda.

Destacó las gestiones del grupo de funcionarios para intervenir como ‘amigos de la corte’ en el caso Vaello Madero sobre la exclusión de los residentes de Puerto Rico del programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI). También resaltó su reunión con el presidente del Comité de Finanzas del Senado, del demócrata Ron Wyden (Oregón), en favor de un mejor acceso de la isla al programa Medicaid.

Sin entrar en las controversias internas que han marcado a la delegación de cabilderos por la estadidad, Buxó sostuvo que “a la fecha de este informe todavía pende la realización de varios ajustes a las guías para que la delegación pueda funcionar mejor, dentro del marco de la ley y de los recursos ya presupuestados”.

Buxó y Elizabeth Torres son las únicas dos del grupo de delegados que no se han vinculado a la iniciativa del exgobernador Ricardo Rosselló Nevares para crear una “delegación extendida” con personas de la diáspora que defienden la estadidad para Puerto Rico.

💬Ver comentarios