El Odyssey, el primero de la clase Ultra Class en Norteamérica, entró por “la puerta grande” al mundo de cruceros, logrando impresionar con sus amenidades

“Nombro a este barco como Odyssey of the Seas. Que Dios bendiga a la nave y todos los que viajen en ella”, dijo Erin Brown, la madrina del barco de Royal Caribbean en el momento culminante de la ceremonia de bautismo del barco más nuevo de la flota. Brown, la primera mujer de Bahamas en ostentar ese honor, fue la figura principal durante la ceremonia temática caribeña, realizada en el área de la piscina del enorme barco, el 13 de noviembre en Port Everglades, Ft. Lauderdale, Florida.

Acompañando a Brown, y celebrando este retante estreno, luego de los estragos de la pandemia, estuvo Richard Fain, presidente y CEO del Grupo de Royal Caribbean, junto a Michael Bayley, presidente de Royal Caribbean y otros ejecutivos.

Brown, con una notoria alegría, orgullo y una simpatía natural que no mermó durante toda la travesía inagural, dijo estar inmensamente agradecida de representar a su gente y contar su historia. “Mis experiencias me empoderaron y ayudaron a reinventarme y transformaron mi vida. Estoy comprometida en ayudar a que otros hagan logren lo mismo”, dijo la madrina.

Royal Caribbean Odyssey of the Seas
Área de la piscina del Royal Caribbean Odyssey of the Seas donde se llevó a cabo la ceremonia de bautizo del barco. (ELNUEVODIA.COM)

Ella perdió una pierna debido cáncer de hueso en etapa 4, y tomó la decisión de regresar con más fuerza una vez superada la enfermedad, no solo para inspirarse ella misma, sino a su familia y a otros. Así se convirtió en la primera triatleta nacida en Bahamas que compitió en las eliminatorias de los Juegos Paraolímpicos y en una figura que lucha por los derechos de quienes viven con discapacidades en Las Bahamas.

“El Odyssey es un barco muy especial, construido en medio de todo esto y para el que queríamos alguien como madrina que sea un agente de cambio, alguien que inspire a muchos, y fuimos muy afortunados de seleccionar a Erin Brown como madrina”, dijo Fain. “Este es un barco donde se nota el resultado de la unión de la imaginación y la determinación”, añadió durante la presentación, en la que también agradecieron a los empleados de la empresa que hicieron posible que continuara no solo la construcción del barco, sino también la comunicación entre todos los niveles, incluyendo a los agentes de viajes y viajeros.

Bayley por su parte, destacó los lazos que los unen a Las Bahamas, islas que han sido sus aliadas desde que han navegado por primera vez a ellas, hace más de 50 años y en junio fueron el puerto de salida para su primer barco en el Hemisferio Occidental, luego del cese de 15 meses por la pandemia. “Es un honor tener a Erin como madrina”, dijo.

Royal Caribbean Odyssey of the Seas
Ceremonia de bautizo del Royal Caribbean Odyssey of the Seas. (ELNUEVODIA.COM)

El Odyssey, el primero de la clase Ultra Class en Norteamérica, entró por “la puerta grande” al mundo de cruceros, logrando impresionar con sus amenidades, distribución de espacio, entretenimiento y más de 25 opciones de comida y bebida. El barco tendrá viajes seis y ocho noches hacia el Caribe y al destino privado Perfect Day at CocoCay, en Las Bahamas y en abril, hará transatlántico a Roma para navegar toda la temporada veraniega por el Mediterráneo.

Royal Caribbean requiere que sus pasajeros mayores de 12 años estén completamente vacunados y una prueba de COVID-19 negativa para viajar, para todos los viajeros, incluyendo los niños, que por el momento, pueden viajar sin estar vacunados. A bordo son notorias las medidas de salud y seguridad, que incluyen distanciamiento social, capacidad limitada en sus elevadores y bufés abiertos, pero servidos al pasajero por parte del personal. Estuvimos a bordo del Odyssey of the Seas y en De Viaje contaremos todo lo que tiene este barco para ofrecer.

💬Ver comentarios