Las Cataratas Gullfoss, la más conocida de Islandia, es conocida popularmente como la “cascada de oro”, por la luz dorada que se refleja en el agua al atardecer.
Las Cataratas Gullfoss, la más conocida de Islandia, es conocida popularmente como la “cascada de oro”, por la luz dorada que se refleja en el agua al atardecer. (Gregorio Mayí)

Islandia es una cajita de sorpresas. Desde el avión se divisa un curioso paisaje rocoso, específico de la tierra volcánica que impera en el pequeño país del norte de Europa, que pese a su tamaño tiene bellezas gigantescas. De ellas, las maravillas que reúnen el llamado “Circulo Dorado”, son un imperdible.

Para visitarlas, escogimos una excursión de 12 horas ($210 por persona), en una de las compañías de la ciudad. Nuestro guía, como la mayoría de quienes trabajan en turismo, era extranjero (nació en Inglaterra), y trabaja allí solo en temporada alta.

El Circulo Dorado es la ruta turística más popular e incluye tres de las atracciones principales del país. El Parque Nacional Thingvellir, el Area Geotérmica de Geysir y las cascadas Gullfoss. Aunque el tour era tan extenso, todas están a menos de dos horas de Reikiavik, la capital, cuyo puerto fue el escogido para bautizar al Norwegian Prima, el nuevo barco de Norwegian Cruise Line que estrenó a fines de agosto de 2022. Por su cercanía, muchos turistas prefieren visitarlas por su cuenta alquilando autos. En Islandia las carreteras son muy buenas, las rutas están bien señaladas, y al ser uno de los países menos poblados del mundo, encontrará pocos carros en el camino.

Nuestra primera parada nos llevó al Parque Nacional Thingvellir, el único del país declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ubicado en el Valle de Thingvellir, a unos 45 minutos de Reikiavik. El parque, que tiene un centro de visitantes, simboliza los inicios de la isla, pues fue la sede del parlamento más antiguo del mundo, (Althing o Alpingi) en el año 930. En su punto focal “La Roca de la Ley” o Logberg, hay una bandera conmemorativa y el Parlamento actual está en el centro de la capital. También en ese parque fue donde se fundó la República de Islandia el 17 de junio de 1944.

Caminata entre placas tectónicas en Parque Thingvelli, en Islandia.
Caminata entre placas tectónicas en Parque Thingvelli, en Islandia. (Gregorio Mayí)

Pero, además, Thingvellir refleja la impresionante geología islandesa, ya que marca el punto de coincidencia de las placas tectónicas de Norteamérica y Eurasia. Por algunas de las grietas visibles se puede caminar, entre ellas por la de Almannagjá. No deje de admirar el bello lago Thingvallavatn y la Thingvallakirkja, la primera iglesia de Islandia.

Con un clima frío todo el año, sorprende que varios tours ofrecen buceo y snorkel allí mismo, especialmente en la falla de Silfra, de impresionantes y frías aguas cristalinas y único en el mundo para bucear entre dos placas tectónicas (requiere certificación de buceo). Los fans de Game of Thrones, verán allí algunos de los lugares donde se filmaron escenas de la cuarta temporada, como donde caminaron Arya Stark y el Perro.

Geysir, en el valle de Haukadalur, donde  los visitantes esperan el momento adecuado para que la tierra lance un potente y alto chorro de agua caliente, es la atracción principal, y una de las más visitadas en Islandia.
Geysir, en el valle de Haukadalur, donde los visitantes esperan el momento adecuado para que la tierra lance un potente y alto chorro de agua caliente, es la atracción principal, y una de las más visitadas en Islandia. (Gregorio Mayí)

Más tarde visitamos Geysir, en el valle de Haukadalur, donde esperar el momento adecuado para que la tierra lance un potente y alto chorro de agua caliente es la atracción principal, y una de las más visitadas en Islandia. El Géiser Geysir, que dio nombre a todos los géiseres en el mundo, ya no erupta, pero en la zona, la de mayor actividad geotérmica del país, hay otros que sí, como Stokkur, aproximadamente cada 10 minutos.

Esa parada se aprovecha para almuerzo, ya que hay varios restaurantes de comida rápida, tan costosa, como todo lo demás en Islandia, y que puede variar entre el equivalente de $75 a $90 para dos personas (la moneda es kr, corona islandesa y no aceptan ni dólares ni euros).

La próxima parada, Gullfoss, es la catarata más conocida de Islandia (en realidad son dos) y declarada reserva natural en 1979. Con un nombre de varios significados, el más popular es “cascada de oro”, por la luz dorada que se refleja en el agua al atardecer. Desde uno de los varios miradores puede admirar no solo la belleza, sino la fuerza de este cuerpo de agua, que se divide en dos, con más de 100 pies de altura.

El cráter Kerid, cuyo lago en la zona volcánica es de un impactante azul intenso, con rocas rojizas formando la caldera y, para terminar, la Laguna Azul.
El cráter Kerid, cuyo lago en la zona volcánica es de un impactante azul intenso, con rocas rojizas formando la caldera y, para terminar, la Laguna Azul. (Gregorio Mayí)

Aunque esas son las tres visitas más populares del “Golden Circle”, nuestro tour era extendido, para aprovechar el tiempo en Islandia. También incluyó el cráter Kerid, cuyo lago en la zona volcánica es de un impactante azul intenso, con rocas rojizas formando la caldera y, para terminar, la Laguna Azul, con entrada reservada y tiempo para un baño en esas aguas termales azules. Si tiene más tiempo, escoja otro medio día para la Laguna Azul y combínela con un recorrido a pie por la capital, ¡es hermosa!

Otros tours populares incluyen glaciares, recorridos en 4X4 por paisajes helados o vistazos desde el aire, en helicópteros o pequeños aviones, (los más costosos). En las noches hay tours para ver las auroras boreales, aunque verlas dependerá de su fecha de visita.

El Norwegian Prima, ahora visitando el Caribe, volverá a salir de Reikhavik en verano de este año 2023, visitando otros preciosos puertos de Islandia, así como de Noruega, Bélgica e Inglaterra.

💬Ver comentarios