Rob, el robot, preparará cocteles y tragos con y sin alcohol, en el barco MSC Virtuosa.
Rob, el robot, preparará cocteles y tragos con y sin alcohol, en el barco MSC Virtuosa. (Suministrada)

Cuando estrene el 16 de abril de este año, si todo sale como previsto, el MSC Virtuosa tendrá mucho más que las amenidades típicas de los grandes y modernos cruceros. Ese será el primer barco de la historia que tendrá el primer bartender robótico humanoide en el MSC Starship Club.

De acuerdo a lo adelantado por MSC Cruises, será una experiencia futurística como traída de otra galaxia, y va a ir mucho más allá de tomarse un cóctel en el bar, porque está inspirada en la visión de la empresa de cruceros de las naves del futuro. Allí estará Rob, el robot, preparará cocteles y tragos con y sin alcohol, que pueden ser personalizados al gusto de los viajeros, mientras habla y comparte con ellos haciendo expresiones emocionales y “muy humanas”, en su cara que usa tecnología LED.

En el bar habrá hologramas 3D, una pared digital de arte y una mesa interactiva de 12 sillas.
En el bar habrá hologramas 3D, una pared digital de arte y una mesa interactiva de 12 sillas.

En el bar habrá hologramas 3D, una pared digital de arte y una mesa interactiva de 12 sillas donde los pasajeros podrán explorar el espacio con un tour galáctico personalizado. Rob estará acompañado por camareros vestidos como si salieran también de una película de ficción, por lo que se espera que este bar se convierta en una de las principales atracciones del barco para todas las edades.

Las órdenes de los tragos se harán en pantallas digitales, que al ser recibidas son preparadas por Rob, mientras los pasajeros ven el procedimiento a través de los monitores. Los cocteles son servidos en vasos futuristas personalizados, que los pasajeros se llevan de recuerdo.

El lenguaje no será un problema para comunicarse con el robot, ya que hablará ocho idiomas, entre ellos inglés, español, italiano, alemán y chino. La experiencia no tiene costo individual ni requiere reservar, es un bar regular donde solo se pagará por los cocteles y el precio de estos no se ha determinado, según informó una portavoz de MSC Cruises.

El robot Rob estará acompañado por camareros vestidos como si salieran también de una película de ficción, por lo que se espera que este bar se convierta en una de las principales atracciones del barco para todas las edades.
El robot Rob estará acompañado por camareros vestidos como si salieran también de una película de ficción, por lo que se espera que este bar se convierta en una de las principales atracciones del barco para todas las edades.

El desarrollo de este bar con temática espacial y sofisticada tecnología, tomó unos seis años, mientras se trabajó con empresas especializadas en robótica, automatización y experiencias digitales. Como cualquier atracción temática, detrás de la creación de Rob, hay una historia. La de este humanoide, que mueve sus brazos, cuerpo y cabeza, cuenta que ha recorrido toda la galaxia y durante sus viajes por diferentes planetas, aprendió mixología. Así que con un poco de imaginación y la creatividad de Rob, a quien le encanta interactuar con humanos, se espera que los pasajeros disfruten de una experiencia única en el mar.

El MSC Virtuosa fue entregado el 1 de febrero a MSC Cruises, y sus viajes, aunque pospuestos por la pandemia, lo llevarán en su primera etapa de navegación por el Norte de Europa, incluyendo los Fiordos Noruegos y las capitales del Báltico. MSC Cruises, además de Costa Cruises reinició sus operaciones de manera limitada por el Mediterráneo en estos tiempos de pandemia, y su protocolo de salud y seguridad ha sido elogiado especialmente por no tener brotes a bordo de coronavirus.

Aunque barcos de Royal Caribbean tienen un Bar Biónico, que debutó en el Quantum of the Seas en el 2014 y se extendió a otros barcos, allí no hay un robot humanoide que brinda el servicio ni es una experiencia temática espacial, como es el caso del MSC Starship Club . Sin embargo, el Bar Biónico fue el primer bar en el mar donde los cocteles se ordenaban a través de una tableta y eran preparados por el robot sin mediar personas. Los temas futurísticos llegaron al mar para quedarse y las expectativas es que se multiplicará este tipo de experiencia en los próximos años.

💬Ver comentarios