Los bufés servidos por el personal fueron parte de las medidas tomadas en cruceros.
Los bufés servidos por el personal fueron parte de las medidas tomadas en cruceros. (Suministrada)

Sorpresivamente y sin mucho ruido, los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC), dejaron sin efecto el Programa para Cruceros, que se había implementado por el COVID-19. La medida fue publicada en un escueto párrafo en supágina oficial, tomando por sorpresa a muchos, especialmente ahora que las nuevas variantes han causado un aumento en las infecciones, tanto en Estados Unidos como Europa.

“Los CDC continuarán publicando guías para ayudar a los cruceros a continuar proveyendo un ambiente seguro y saludable para sus pasajeros, tripulantes y comunidades”, dijeron escuetamente al confirmar que el cese del programa que regulaba a los cruceros, primero de manera obligatoria y luego voluntaria, era efectivo el 18 de julio.

Pero, ¿qué significa esto para los viajeros y las líneas de crucero? La respuesta todavía no se sabe, porque no está claro si las líneas de barco querrán eliminar sus protocolos establecidos, especialmente el requisito de vacunación completa que exigían la mayoría para que sus pasajeros pudieran abordar. Todas también se habían comprometido a que su tripulación cumpliría igualmente con estar completamente vacunados.

Kit de mascarillas y desinfectantes en el Celebrity.
Kit de mascarillas y desinfectantes en el Celebrity. (Suministrada)

“Estamos esperando las recomendaciones de los CDC, que podrían publicarse en los próximos días, y las revisaremos. Como siempre, nuestra máxima prioridad es la seguridad de nuestros pasajeros, tripulación y las comunidades que visitamos”, dijo la empresa Royal Caribbean, a través de su portavoz, Lyan Sierra-Caro. “Eso estará como prioridad de cualquier cosa que decidamos hacer”, comunicó la empresa.

Por su parte, Norwegian Cruise Line dio la bienvenida a la decisión de los CDC. “En este momento, no hemos hecho cambio a nuestros protocolos de salud y seguridad para viajes que se originan en Estados Unidos. Estaremos revisando los detalles de las guías que presenten los CDC para cruceros, que esperamos que sea en los próximos días”, dijeron en comunicación escrita enviada a De Viaje.

Otras líneas de crucero no se han pronunciado en cuanto a cómo esta decisión afectará a sus protocolos de embarque en el futuro y las medidas de salud y seguridad dentro de los cruceros. Todavía los CDC mantienen publicado como vigente sus recomendaciones para personas que tengan condiciones médicas o estén tomando medicamentos que debilite su sistema inmunológico.

“Usted podría no estar completamente protegido aunque esté al día con sus vacunas. Hable con su médico sobre los riesgos de viajar”, dice entre otras cosas la página oficial de los CDC, sobre lo que debe saber si va a viajar en crucero.

Algunas líneas de crucero ya no requerirán pruebas de COVID-19 antes del embarque

Previo a este anuncio, algunas líneas de crucero comenzaron a flexibilizar sus medidas impuestas por el coronavirus, incluyendo la eliminación del requisito de prueba negativa de COVID-19 para embarcar. Entre ellas, Norwegian Cruise Line, en cuyos barcos no será necesario las pruebas negativas antes de viajar, una medida efectiva a partir del 1 de agosto. Esto con la excepción de cruceros en Estados Unidos, Canadá y el Puerto de Pireos, en Grecia, donde todavía se mantiene como requisito que los pasajeros deben estar vacunados. Se esperan anuncios en los próximos días de las demás líneas de crucero.

💬Ver comentarios