Barco American Cruise Lines Independence en el muelle de Savannah, Goergia.
Barco American Cruise Lines Independence en el muelle de Savannah, Goergia. (Suministrada)

En otro signo más de que la reanudación de cruceros es una realidad, dos empresas de barcos de río por Estados Unidos, ya empezaron a navegar.

Una de esas compañías es American Cruise Lines, que no solo empezó con un barco, el Independence, sino que incluyó otro, American Jazz, a solo días del reinicio. El Independence, cuya capacidad de menos de 100 pasajeros, se redujo al 75% de su ocupación, zarpó de Amelia Island-Jacksonville, en Florida, hacia Charleston, Carolina del Sur y actualmente está realizando el segundo viaje, con el itinerario a la inversa, que llegará a Florida el 27 de marzo.

Esta empresa no tiene que cumplir con los requisitos establecidos para los cruceros por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), porque sus barcos son de entre 100 a 190 pasajeros, y la regla de los CDC aplica a los de más de 250 pasajeros.

Sin embargo, aunque no se rigen por esas reglas de los grandes cruceros, sí han establecido un estricto protocolo de higiene para los pasajeros y tripulantes, como consecuencia de la pandemia del COVID-19. Estas medidas siguen el mandato establecido por los destinos a visitar, las autoridades gubernamentales y los CDC y pueden tener cambios de acuerdo a la evolución de la pandemia. Incluyen como mínimo una prueba de COVID-19 negativa realizada cuatro días antes del viaje, llenar un cuestionario de salud y presentarse ante un oficial médico en cada barco, para verificar los documentos.

La línea, que luego de iniciar las travesías también está requiriendo vacuna del COVID-19 en sus primeras salidas, indica en su protocolo que esto no evita el cumplir con los otros requisitos, incluyendo las pruebas. En los barcos hay equipo para hacer pruebas de coronavirus adicionales, si fuera necesario y se dejan cabinas vacías para usar en caso de que haya que aislar algunos pasajeros.

Además, las mascarillas son obligatorias en los espacios públicos, y las excursiones terrestres son reducidas en tamaño, para mantener el distanciamiento.

Nuevos sistemas de acondicionar de aire

Como dato relevante en estos tiempos de pandemia, cada cabina de estos barcos tiene su propio sistema de HVAC (acondicionador de aire, calefacción y ventilación), que provee aire independiente, por lo que no se comparte el aire con otras cabinas, y un sistema similar en los espacios públicos.

El segundo barco de ellos que empezó a navegar, el American Jazz, hace travesías de ocho días por el Mississippi Bajo, desde Nueva Orleans hasta Memphis, en Tennessee y a la inversa. El barco, que es nuevo y tendrá ese itinerario todo el año, tiene capacidad para 190 pasajeros y es uno que representa la llegada de la era moderna a los cruceros de río estadounidenses. American Cruise Lines, que tiene tres estilos de barcos, incluyendo los más pequeños de río, fue la primera empresa en construir naves modernas para los ríos, con un diseño y facilidades que no se habían visto en Estados Unidos.

Poco a poco irán integrando sus otros barcos e itinerarios, y los planes son hacer viajes por Alaska a partir de junio. En esta región ellos también pueden navegar por no aplicarle la regla canadiense de no cruceros, ya que son pequeños, ni el Passenger Vessel Services Act, que requiere que todo barco que salga de aguas estadounidenses visite un puerto internacional, pero solo si no tiene bandera de Estados Unidos. La línea de cruceros, considerada la más nueva de barcos de río y la más grande de Estados Unidos, tiene un total de 13 barcos, todos construidos en el astillero de Chesapeake, MD y son operados por la empresa norteamericana, con tripulación y bandera también estadounidense. Sus 35 itinerarios, son todos dentro del país, visitan 30 estados, y además de cruceros fluviales, tienen barcos costeros, incluyendo el único que atraca dentro de Washington, D.C.

La navegación en barcos de río en Estados Unidos, es la primera que resurge luego del cese de cruceros desde marzo de 2020, mientras todavía las compañías norteamericanas de cruceros de mar esperan las instrucciones de los CDC para empezar aunque sea, cruceros de prueba. Mientras eso llega, ya Royal Caribbean, Crystal Cruises y Celebrity Cruises anunciaron que volverán a navegar desde el Caribe y las Bahamas, a partir de junio.

💬Ver comentarios